presentada por
Menú
Pilares

Klose de celebración, jefe Schweinsteiger

El trabajo del equipo médico para recuperar la lesión de Bastian Schweinsteiger mereció la pena, pero también el regreso de Miroslav Klose, tras su suspensión por haber sido expulsado, tuvo su premio.El jugador de 32 años marcó en la clara victoria por 4:1 ante Inglaterra su 50° gol con la selección alemana y el sábado en los cuartos de final ante Argentina puede disputar su partido número 100. "Quería probarme a mí mismo", afirmó Klose, quien junto a Schweinsteiger se convirtió en uno de los pilares del equipo.

El "jefe" del centro del campo, Schweinsteiger, se convirtió en el "motor" del equipo alemán tal como esperaba Joachim Löw. "Tuvimos un buen planteamiento táctico, todos han contribuido", señaló el muniqués. Asistió además a Müller en el primer de sus dos goles. "Lógicamente nos da confianza para el siguiente encuentro", dijo Schweinsteiger.

Camino de récord

Tras su expulsión ante Serbia, Klose sólo pudo observar desde la grada el 1:0 ante Ghana. Por eso, el delantero quería hacer un buen papel ante Inglaterra. En este sentido Löw comentó: "Se ha arrepentido mucho por la expulsión"
Klose estuvo muy motivado en el estadio Free State. Intentó marcharse todo el tiempo de John Terry y Matt Upson, tal como hizo en el 1:0 tras el saque en largo de Manuel Neuer (20´). "Sé que Manuel tiene un buen saque en largo. Me coloqué bien", analizó Klose de esa forma su gol. Once minutos después no pudo marcar el segundo ante David James. Con doce tantos hasta el momento, Klose podría superar en Sudáfrica al mejor delantero alemán en los mundiales: Gerd Müller (14).

Duelo con Lampard

También realizó un gran partido Schweinsteiger. El jugador de 25 años recibió el alta médica poco antes de comenzar el partido. Y Schweinsteiger lo dio todo en el campo. Peleó cada balón con Frank Lampard. Una vez más Schweinsteiger fue el jugador con más contacto de balón del partido. Antes, asistió a Özil en la primera ocasión del encuentro (5´) y a Müller en el 3:1 (67´).

Sólo le falta el gol en el mundial, algo que a Schweinsteiger no le preocupa: "Los goles deben hacerlos los delanteros." Klose, Lukas Podolski y el doble goleador Müller le hicieron caso.