presentada por
Menú
También en la selección

Liderazgo en el centro del campo para Schweinsteiger

"Schweini" fue en 2006, pero en su segunda participación mundialista, el mundo del fútbol verá a un Bastian Schweinsteiger más maduro con galones de líder en el centro del campo. Para empezar, el jugador de 25 años quiere trasladar el gen ganador del FC Bayern a sus compañeros en la selección alemana. "Cuando juego un torneo, quiero ganarlo", afirmó esta martes en la concetración en Tirol.

El seleccionador Joachim Löw ha definido al jugador del Bayern tras la baja de Michael Ballack, como el "líder emocional", el motor del centro del campo y le ha otorgado el honor de ser el segundo capitán. Sin embargo, Schweinsteiger no quiere ser un doble de Ballack en Sudáfrica. "Uno tiene que hacerse su propio perfil. Copiar a otro no te da nada", concluyó.

Junto a Khedira

"Si Michael Ballack estuviera aquí, habría tomado la responsabilidad“, subrayó Schweinsteiger. Pero el jugador sabe que la lesión de Ballack ha cambiado las cosas, ahora es el jefe del centro del campo alemán. "Pero la responsabilidad no debe recaer sólo sobre mis espaldas"

El canterano del Bayern aún así mira ya hacia delante y empieza a entenderse con su compañero Sami Khedira, con el que compartirá el medio centro defensivo. "Es un buen jugador, encaja muy bien", dijo Schweinsteiger sobre el jóven jugador del Stuttgart y añadió: "Sami Khedira debe jugar como él sabe. De esa forma nos ayudará."

"Schweini" es pasado

El partido del jueves contra Bosnia-Herzegovina sserá el 74° partido para Schweinsteiger con la camiseta nacional. Para él y Khedira será el partido más difícil antes del mundial: "Es una pena que no hayamos jugado todavía juntos. Aún nos queda una ocasión". El jugador de Múnich baja un poco las altas expectativas: "si no funcionase tampoco sería una catástrofe."

Schweinsteiger quiere continuar la racha conseguida con el FCB en la selección. Pero sobre todo quiere quitarse de una vez el apelativo juvenil de "Schweini": "Todo el mundo se desarrolla." Deportivamente hay un Schweinsteiger distinto desde el pasado noviembre, cuando Louis van Gaal empezó a colocarlo como medio centro defensivo.

Mantener la portería a 0

"Los días de regates hacia el interior y marcar algún gol han pasado", comentó Schweinsteiger en referencia a su nuevo rol en el campo: "Es más bonito terminar un partido a cero que marcar un gol."

Sigue pensando ofensivamente, pero no olvida nunca el aspecto defensivo. "Mi principal objetivo es mantener el orden" Junto a Khedira, se ve como referencia para unir la defensa con el ataque. La gran temporada realizada con el FC Bayern le han dado a Schweinsteiger el último "empujón" para tomar el liderazgo, cree Oliver Bierhoff (delegado de la selección): "Ha completado el paso de Schweini a Bastian Schweinsteiger."