presentada por
Menú
Peligrosamente bueno

Robben comienza ‘su’ Mundial de gran manera

Tras una gran actuación ante Eslovaquia, Arjen Robben disfrutó por fin de una buena noche junto a su familia. “Mis padres y mi mujer estaban en las gradas. Eso estuvo bueno. Y se siente bien, poder haber aportado algo importante para el equipo”, dijo el talentoso futbolista tras la victoria 2-1 en los octavos de final del Mundial, el primer partido que Robben pudo disputar como titular en la “naranja mecánica” tras su lesión y en el que fue elegido como “jugador del partido”.

Con una genialidad como la que anotó alguno de sus 16 goles en la Bundesliga para el Bayern, Robben marcó el 1-0 en el minuto 18. El jugador de 26 años desbordó por la derecha, jugó el baló para adentro, dejó a tres eslovacos parados y remató un tiro seco de zurda al primer palo. “Es cierto, he hecho algunos goles así para el Bayern. Fue un buen tiro“, opinó un Robben sonriente.

'Un peligro para cualquier rival'

Pero el máximo goleador de la última temporada del Bayern (23 tantos en partidos oficiales) “no es todavía el de siempre”, como opinó el entrenador de Holanda, Bert van Marwijk. “Fue importante que haya podido jugar 70minutos. Aportó mucha velocidad y creatividad“, elogió el entrenador holandés. La decisión de poner a Robben desde el comienzo se habrá dado el sábado. “Vino y me dijo: Me siento nuevamente libre y sin miedo“, informó Van Marwijk.

Tanto el entrenador como el equipo están contentos de contar con su estrella. Más todavía, de cara al enfrentamiento del viernes ante Brasil por los cuartos de final. “Robben es un peligro para cualquier rival“, señaló Mark van Bommel, “se lleva siempre la marca de dos o tres jugadores. Luego tira él mismo al arco o aprovecha a algún jugador que quede libre. Cualquier entrenador del mundo quisiera tener un jugador de sus características“.

Un mal presentimiento

Incluso el entrenador eslovaco, Vladimir Weiss, tuvo un mal presentimiento antes del comienzo del partido: “Cuando vi a Robben en la formación inicial, sabía que potenciaría a los holandeses en un 50 por ciento. Es, simplemente, genial“, reconoció Weiss, quien pudo comprobar ese temor previo en el campo de juego.