presentada por
Menú
Se acabó el sueño de la final

Lahm y compañía tristes. Robben feliz


Philipp Lahm contenía las lágrimas, Bastian Schweinsteiger se quedó tendido en el césped del estadio Moses Mabhida de Durban con las manos en el rostro. El sueño de la final del Mundial había llegado a su fin tras el 0:1 ante España. "Lógicamente hay una gran decepción. Quizás sea mayor en los próximos días cuando nos demos cuenta la oportunidad que hemos dejado pasar", dijo Schweinsteiger, Lahm siguió en la misma línea: "Hay una gran decepción. Uno no tiene todos los años la oportunidad de meterse en la final del Mundial"

24 horas antes la imagen para otros jugadores del Bayern fue bien distinta. En Ciudad del Cabo Mark van Bommel y Arjen Robben bailaban y celebraban frente a la grada de los aficionados holandeses, la tercera vez que los oranje se clasificaron para la final de un Mundial. "Era nuestro objetivo, tras 32 años nos clasificamos de nuevo para una final del Mundial",comentó un contento Robben, "es increíble, una gran sensación."

3 del Bayern en la final

El genial extremo, que contribuyó a la victoria ante Uruguay por 3:2 en semifinales con un gol, siguió atento el partido de Alemania de ayer. Robben afirmó que le hubiera gustado jugar la final contra Alemania, en ese caso hasta 11 jugadores del Bayern podrían haberse visto las caras.


Ahora, Robben, Van Bommel y Edson Braafheid son los 3 únicos jugadores del FCB que lucharán por el título mundial. "Estoy orgulloso de poder jugar en este equipo. Tenemos un objetivo marcado desde hace varios años. Cada uno sabe porque está aquí", afirmó Van Bommel en una charla con fcbayern.de. El jugador de 33 años tiene muchas ganas de ganar el Mundial. "Éste es mi último mundial, mi última oportunidad. No dejaré escapar una oportunidad así."

"Es amargo"

Esa oportunidad también la quiso aprovechar Alemania. "El gran objetivo de este equipo era más que pelear por el tercer puesto", comentó Lahm. Tras las destacadas victorias ante Inglaterra (4:1) y Argentina (4:0), el equipo alemán no mostró el mismo rendimiento frente a España. "No mostramos al 100% lo que hicimos contra Argentina o Inglaterra", comentó Schweinsteiger y añadió que "contra el mejor equipo del mundo lógicamente se puede perder, pero es amargo perder así."

Sin embargo, no hay tiempo para pensar más en el pasado, ya que el equipo alemán debe centrarse ya en la final de consolación ante Uruguay del sábado. "Nuestro equipo tiene un gran futuro" advirtió Schweinsteiger, "pero contra España vimos lo que es un equipo de los grandes. Debemos trabajar bastante."

Holanda a la alemana

No a la holandesa, sino a la alemana, de esa forma, con eficiencia, disciplina y coraje, llegaron los oranje a la final del Mundial. "Se debe a que todos juganos en grandes equipos europeos. En ellos lo que prima es el éxito y luego viene el fútbol bonito.", resumió Van Bommel. "En un torneo lo más importante es pasar. Y eso hemos hecho."

6 partidos, 6 victorias, siendo tan sola una de ellas con más de un gol de ventaja. Hasta hoy ningún otro equipo holandés fue tan eficiente. "Naturalmente nos gustaría jugar tan bien un fútbol más vistoso. Pero al final lo importante es clasificarse", dijo Robben, quien como Wesley Sneijder y todo el conjunto oranje, está seguro de que por primera vez Holanda se proclamará campeona del mundo este domingo.

Müller y Klose aún tienen otros objetivos

Schweinsteiger, Lahm, Miroslav Klose y el ante España sancionado Müller, han sido algunos de los jugadores más destacados de Alemania en el mundial. Lahm se alegrará "sí Mark van Bommel y Arjen Robben ganan el título, ya que lo habrá hecho alguien del FC Bayern." Como en 2006 "sólo" queda la pelea por el tercer y cuarto puesto. "Ya se vio hace cuatro años lo bonito que puede ser pelear por el tercer puesto. Especialmente si uno gana."

Klose y Müller tienen además objetivos individuales que cumplir en el partido ante Uruguay. Ambos siguen metidos en la disputa por el balón de oro, ya que tienen un gol menos que Sneijder y David Villa. Müller tiene buenas posibilidades para ser el máximo goleador y el jugador revelación del torneo. Schweinsteiger concluyó: "Hemos jugado un torneo muy bueno y por eso debemos estar orgulloso."