presentada por
Menú
Amarga despedida

Una lesión deja a Klose sin récord

Una dolencia en la espalda detuvo al delantero Miroslav Klose en su sueño por conseguir un récord en este Mundial. Debido a un pinzamiento del nervio ciático, el jugador del Bayern no pudo participar de la “pequeña final del mundial” en Sudáfrica, una amarga despedida para Klose, de 32 años.

Hasta último momento lo intentó todo, hasta en el césped del Estadio Nelson-Mandela-Bay en Puerto Elizabeth. “Es realmente una pena por él, estando tan cerca de un récord semejante“, se lamentó Joachim Löw, pero le dejó bien claro a Klose que “el equipo está por sobre todas las cosas”.

¿Último mundial?

“Parece que no pasaré de los 19 partidos en mundiales”, dijo Klose ya antes de la “pequeña final”. Si hubiera jugado ante Uruguay habría llegado a los 20 partidos y se hubiera colocado tercero en el ránking del seleccionado alemán detrás de Lothar Matthäus (25) y Uwe Seeler (21).

“Miro quería jugar a toda costa. Por la mañana se sentía bien”, informó el entrenador Löw. Pero tras una prueba de resistencia Klose admitió: “No tiene sentido”. No sólo se vio truncado el sueño de conseguir el título en su tercer mundial, sino que debido a una mala caída de espaldas en la semifinal ante España 0-1, también se acabó su sueño de conseguir el récord. “No estaba en condiciones de realizar una carrera de velocidad”, explicó Löw.

Falta un gol

Los cuatro goles convertidos en este mundial, sumados a los cinco conseguidos en el 2002 y los cinco en el 2006, no le alcanzaron al jugador del Bayern para alcanzar al brasileño Ronaldo (15 goles). Y el mundial en Brasil dentro de cuatro años llegará un poco tarde para el jugador que entonces tendrá 36 años. “Sí, es un poco triste. No creo que llegue a jugar otro mundial“, comentó el máximo goleador de 2006.

“Quiero meter al menos 5 goles en el Mundial“, se había propuesto Klose como meta personal antes de viajar a Sudáfrica. Fueron 4, con los que al menos igualó al denominado “bombardero de la nación“, su compatriota Gerd Müller (14). Tampoco pudo defender su título de máximo goleador, logrado en el último Mundial.

Gran ambición

Tras una temporada poco feliz en el Bayern, con sólo 3 goles en Bundesliga, Löw nunca dudó del goleador y depositó siempre su confianza en él. “Aunque tenga una mala racha, no duda de sí mismo“, destacó el entrenador, quien cree que tiene que ver con la personalidad de Klose: “Hace años que se caracteriza por su gran autocrítica y humildad“.

Además, con más de 100 partidos para la selección alemana, tiene aún “una gran ambición por lograr éxitos“. De hecho, el atacante nacido en Polonia tiene todavía una meta más con el combinado germano: la Eurocopa 2012 que se disputará en Polonia y Ucrania.