presentada por
Menú
Tarea difícil

Así afina Van Gaal a los mundialistas

Ciertamente no es una tarea fácil la que enfrenta el entrenador Louis van Gaal: integrar en la fase final de la preparación de la temporada a 11 jugadores mundialistas –de un total de 25 en la plantilla del Bayern- que apenas regresaron de vacaciones el pasado lunes. 14 días tiene van Gaal para ponerlos en forma con miras al partido por la Copa Alemana del 16 de agosto contra el TSV Germania; 4 días más tarde arranca la Bundesliga con el partido frente al Wolfsburgo.

“No puedo trabajar normalmente, me toca entrenar de forma diferente pues tenemos, tres, cuatro grupos distintos” resume el holandés la problemática en la que se encuentra el club muniqués luego de haberse cumplido el Mundial de Sudáfrica con miras a la nueva temporada. Una gran parte de los mundialistas hacen parte del andamio sobre el que se sostiene la formación titular del Bayern que disputó el campeonato pasado.

Partidos obstaculizan la pre temporada

Van Gaal y su cuerpo técnico deben poner en muy corto tiempo a los jugadores en la forma ideal de competencia luego de tres semanas de vacaciones; la tarea es obstaculizada por el partido del sábado en Augsburgo en la revivida Supercopa (“la quiero ganar, pero será difícil” dijo van Gaal) así como por otros compromisos amistosos del próximo fin de semana en el que -normalmente- la mayoría de los futbolistas estarán con sus selecciones nacionales.

Por lo menos hay un alivio al conocerse que la Federación Holandesa de Fútbol desistirá de convocar a los subcampeones del Mundial para el partido contra Ucrania y a que el entrenador alemán Joachim Löw no invitará a gran parte de los integrantes titulares de la selección para el 11 de agosto contra Dinamarca. Con ello van Gaal gana hasta 3 días para poner afinar a los suyos.

Alto nivel

También es positivo que con excepción del regreso a Múnich de Toni Kroos no hay que integrar a ningún nuevo jugador a la plantilla y que todos son conocidos: “yo se qué pueden y cuál es su posición ideal; el año pasado me tocó conocer a 25 jugadores” dijo van Gaal. Del otro lado, los jugadores saben lo que les espera en el entrenamiento y conocen bien la filosofía de su entrenador, razón por la cual, y esto fue algo que van Gaal recalcó, se espera del equipo “un alto nivel desde el principio”.

11 jugadores ya entrenaban el 21 de junio, el 25 de junio regresaron a Múnich Martín Demichelis y Franck Ribéry; ahora se sumaron los últimos mundialistas y para ellos van Gaal y el fisioterapeuta Jos van Dijk prepararon un plan especial individualizado que les permita estar aptos para competir desde el primer partido del campeonato contra el Wolfsburgo.

Cada entrenamiento es como un partido

“Lo medimos todo, sabemos todo sobre cada jugador” declaró van Gaal, quien “paso a paso” pone a los recién llegados al nivel de aquellos que ya llevaban más tiempo entrenando. Las prácticas, típico para van Gaal, se realizan con ejercicios específicos de fútbol; entre los intervalos de trote se entrena siempre con el balón, cada vez con una intensividad mayor. “Para el entrenador cada práctica es como un partido, él espera que demos lo máximo” describió Ivica Olic las exigencias de van Gaal.

Luego de los primeros tres días de entrenamiento van Gaal le concedió a los mundialistas su primera pausa declarando libre el jueves; el viernes se continuará con el programa y probablemente algunos de ellos formen por algunos minutos el sábado en la Supercopa. “El año pasado ya vieron que los jugadores en la pretemporada inician con 45 minutos en la cancha, ellos no pueden simplemente cumplir todos los 90 minutos, eso es un riesgo” explicó van Gaal, quien con seguridad tendrá todo afinado para el 20 de agosto.