presentada por
Menú
´Estamos preparados'

Bayern aprueba su ensayo general

Cuando terminó la fiesta, Franz Beckenbauer demostró una vez más lo que caracterizaba como jugador. El ex líbero de 64 años fue para adelante como en sus viejos tiempos. Pero esta vez no buscó una pared. No, esta vez “el Kaiser” tampoco levantó la cabeza, ni entregó el balón. Incluso cuando la gran cantidad de periodistas le pedían “Franz, por favor, sólo dos o tres preguntas”, Beckenbauer pasó rápidamente por la puerta de la zona mixta sin hacer comentarios.

Había sido la noche de Beckenbauer en un estadio Allianz Arena colmado. Todo lo que había que hacer y decir, ya había ocurrido antes del pitido inicial. Ya le había agradecido al Bayern “por este generoso gesto” de ser homenajeado con un partido de despedida, 33 años después de dejar el club para irse a jugar al New York Cosmos de Estados Unidos. “En su momento estaba planeado un partido de despedida. Pero de alguna manera, quedó lamentablemente en el olvido”, explicó “uno de los inmortales”, como lo calificó el entrenador del Real Madrid, José Mourinho. Beckenbauer recibió una camiseta, flores y una donación para su fundación y realizó, además, el puntapié inicial. Después, con el partido de despedida de Beckenbauer, el Bayern cumplió con el ensayo general de cara al comienzo de la nueva temporada.

Por eso, Beckenbauer cedió los micrófonos al entrenador Louis Van Gaal después del partido. Y el holandés estaba “muy satisfecho” con la presentación de su equipo ante el Real Madrid, a pesar de que los españoles se llevaron la “Copa Franz Beckenbauer” a casa. En la tanda de penaltis, el conjunto blanco ganó 4-2 tras 90 minutos sin goles, pero con ocasiones para ambos equipos. “He visto a un excelente equipo”, destacó Van Gaal, “fuimos el equipo dominante, generamos ocasiones, pero no concretamos los goles”.

Tres días antes del primer partido por la Copa Alemania ante el TSV Germania Windeck, de la quinta liga, y una semana antes del comienzo de la Bundesliga ante el Wolfsburgo, el director técnico del doble campeón alemán ve un buen panorama. “Creo que vamos a tener un mejor comienzo que el año pasado”, consideró. También Thomas Müller dijo: “Salvo por el resultado, podemos estar muy satisfechos. Mostramos un buen planteo. Creo que estamos bien preparados para el lunes”.

Difícil pretemporada

Sin embargo, la pretemporada del Bayern fue cualquier cosa menos simple, en esta oportunidad. Once participantes del Mundial volvieron a entrenar recién a comienzos de agosto, dos semanas antes del primer partido oficial. Pero de todas formas, dejaron una gran impresión ante el Madrid. “Los jugadores demostraron que, psicológicamente, están a un gran nivel”, señaló Van Gaal, a pesar de estar molesto por la lesión de Arjen Robben. “Claro que tenemos alternativas, pero la calidad de Robben es irremplazable”, reconoció.

Seis semanas de entrenamiento, repartidas en dos fases, un stage en Trentino, siete amistosos, es el resultado de la pretemporada que se pudo apreciar ante el Real Madrid. “Al final, Real Madrid no podía más“, indicó Van Gaal, quien consideró que su equipo funciona, sin importar quién juegue. “Otra vez jugamos con otros hombres respecto al partido del Schalke, y sin embargo, el rendimiento fue igual de bueno. Creo que es excelente“.

Sólo queda trabajar en la finalización de las ocasiones. La mejor oportunidad del encuentro la desperdició Holger Badstuber, quien en el minuto 8 disparó un penalti, detenido por Iker Casillas. El portero campeón del mundo, fue el mejor de la noche entre los blancos, ya que evitó en varias oportunidades que su equipo cayera en desventaja. El lunes, el Bayern quiere sacarse la espina y golear. “Por supuesto que el Windeck no se puede comparar con el Real Madrid“, dijo Van Gaal, “pero el Windeck es hoy más importante para nosotros que el Madrid”.