presentada por
Menú
Primer entrenamiento

Los mundialistas vuelven al trabajo

Philipp Lahm, Thomas Müller y Jörg Butt fueron los primeros en llegar al campo de entrenamiento. Poco a poco se unieron Bastian Schweinsteiger, Miroslav Klose y compañía. Tras diez semanas de ausencia, los mundialistas entrenan de nuevo en la calle Säbener y se preparan para la nueva temporada.

"Todos me han causado muy buena impresión y creo que si aprovechamos bien el tiempo, llegarán a punto para el inicio de la Bundesliga y realizaremos un buen comienzo", afirmó el Director Deportivo Christian Nerlinger.

Lahm: "Me alegra ver de nuevo a los compañeros"

"Me gusta otra vez", comentó Mark van Bommel pocos minutos antes de comenzar los entrenamientos. Previamente el capitán había participado junto a Lahm en la primera rueda de prensa de la nueva temporada. Los dos mundialistas se mostraron relajados y contentos. "No pasa muy a menudo que unos esté diez semanas fuera del club", dijo Van Bommel. "Es una sensación ver de nuevo a los compañeros. Ahora empezamos de nuevo", añadió el holandés.

También Lahm estaba contento. "Me alegra ver de nuevo a los compañeros", afirmó el recién casado, quien confesó que las dos primeras semanas de vacaciones se las pasó "durmiendo y comiendo".

Sólo 14 días de preparación

A las estrellas del Bayern les espera un gran reto. En dos semanas, el entrenador Louis van Gaal deberá conformar un equipo competitivo de garantías. Para ello no deberán centrarse sólo en el estado físico (Van Bommel: "En tres semanas de pausa no se pierde mucho"), sino el aspecto mental de los mundialistas. "Es difícil construir en dos semanas lo que uno ha intentado olvidar en tres", resaltó un Lahm que reconoció que las pilas estaban de nuevo cargadas.

Precisamente en dos semanas llega el primer partido oficial. El 16 de agosto afronta la primera ronda de la copa alemana ante el Germania Windeck. Cuatro días después echa a andar la nueva temporada de la Bundesliga y el FC Bayern recibe en el Allianz Arena al VfL Wolfsburgo. "Otros equipos tienen a uno o dos mundialistas, nosotros once. Eso es un problema", resumió Van Bommel, quien sabe que no ha podido ser una pretemporada normal.

Müller quiere divertirse de nuevo

El capitán y resto de jugadores de la plantilla aún así se muestran optimistas. "No hay que dramatizar", aclaró Van Bommel. El FC Bayern, en comparación con el año pasado, cuenta con un equipo conjuntado y el mismo entrenador. "Hemos entrenado un año juntos. La base está ahí. Ahora debemos seguir desarrollándola", añadió Lahm.

El máximo goleador del Mundial, Müller, se mostró también contento por volver a entrenar. "Tres semanas de vacaciones son suficientes, tengo ganas de fútbol y espero que sea divertido desde el principio."