presentada por
Menú
Noqueado en 66 segundos.

Pese al tropezón, por buen camino

Louis van Gaal había tenido un presentimiento. "Había esperado que no nos tocase jugar contra un ascendido en las cinco primeras jornadas", afirmó el entrenador del Bayern un día antes del partido contra el 1. FC Kaiserslautern. Los equipos recién ascendidos suelen afrontar con especial euforia y confianza los partidos al inicio de la liga, tal como ya comprobó el año pasado el Bayern en la tercera jornada al perder 2:1 ante el Mainz.

Desafortunadamente el temor de Van Gaal se confirmó, ya que volvió a sufrir una derrota ante un recién ascendido. "Esperaba que hubiéramos sacado el partido sin perjuicio. Pero hay días en el que no sale nada ante la portería contraria. Hoy fue uno de esos.", comentó el entrenador del FC Bayern tras el 2:0 (2:0) encajado ante los 50.000 espectadores del repleto "Betze".
La derrota encajada por el equipo muniqués en Kaiserslauten fue innecesaria. Los hombres de Van Gaal dominaron el tiempo de juego, el partido y dominaron en todas las estadísticas del encuentro. Pero los puntos se los quedaron los locales, que jugaron de forma agerrida y definieron con nervios de acero ante la portería contraria. "Sacamos mucho de las pocas ocasiones de gol. Creo que esa fue la clave de este partido", señaló Christian Tiffert tras el choque.

La frialdad de Ivo Ilicevic (36.) y Srdjan Lakic (37.), autores de los dos goles ante el FCB en tan sólo 66 segundos, fue sin embargo uno de los motivos por los que el equipo de Van Gaal perdió su primer partido de la temporada. Decisivo fue también la debilidad ofensiva mostrada ayer, especialmente antes de los dos goles del FCK. Thomas Müller disfrutó de una ocasión muy clara en el minuto 24, ya que se quedó sólo delante de Tobias Sippel y pudo haber adelantado a su equipo, pero el máximo goleador del mundial erró.

"Noche grande" para Kunz y el FCK

"Eso debe ser gol", lamentó Van Gaal la ocasión fallada por Müller cuando el marcador aún reflejaba el 0:0 inicial. "Thomas suele meter esas normalmente“, afirmó Philipp Lahm. Para el técnico del FCK, Marco Kurz, fue sin duda la "jugada clave" del partido, ya que seguramente no se le hubiera escapado el partido al Bayern de haberse puesto por delante. Poco después el Bayern se encontró con dos goles en contra y no pudo remontarlo pese a contar con las mejores ocasiones de gol. "Realmente no hemos jugado mal y creamos muchas ocasiones, pero no las concretamos. Normalmente deberíamos ganar aquí, incluso cuando suena un poco raro", se lamentó Mark van Bommel.