presentada por
Menú
La banda izquierda

Ribéry y Contento, una dupla en crecimiento

Diego Contento se escapa y juega el balón pegado a la línea, Franck Ribéry lo recibe y devuelve para Contento, quien desde media distancia prueba directo a la portería: en el minuto 41 del partido inaugural de la Bundesliga, el portero del Wolfsburgo, Diego Benaglio, evita con gran reacción la primera coproducción de la nueva dupla por izquierda del Bayern.

En la defensa, Contento, el joven de 20 años del equipo juvenil del club. En la delantera Ribéry, el jugador francés de clase mundial. Louis van Gaal confía en ese dúo para el lateral izquierdo. Y en los dos primeros partidos oficiales de esta nueva temporada, se pudo ver que lleva razón. En el encuentro por la Copa Alemana ante el Germania Windeck (4-0), Contento realizó la asistencia para el 1-0, Ribéry para el 2-0. En el comienzo de la Bundesliga ante el Wolfsburgo, el pase de Ribéry fue el que posibilitó el gol decisivo en el último minuto del partido.

Halagos de Ribéry

Tengo una buena sensación con Diego, dijo Ribéry sobre su nuevo compañero en el lateral izquierdo. Después de Philipp Lahm, Marcell Jansen, Holger Badstuber, Danijel Pranjic y Edson Braafheid, Contento es ahora su sexto compañero en el Bayern en esa posición. “Es un buen jugador, rápido y bueno con el balón. Tiene la calidad para jugar con nosotros”. Pero el francés también sabe: “No es fácil para él”.

Contento, que lleva puesta la camiseta del Bayern desde los seis años sabe que se encuentra muy al principio de su carrera profesional y que primero debe probar, que realmente tiene la calidad que se pretende de los jugadores del club. “Tenemos mucha confianza en Diego”, destacó el director deportivo Christian Nerlinger. También Van Gaal agregó: “A un jugador joven como él hay que darle confianza”. Y a esas palabras las siguió la acción, ya que el club no ocupará la posición de defensor izquierdo con ningún otro.

Juntos por octava vez

Contento no se deja impresionar por la presión que recae en sus hombros. Se siente “orgulloso”, dijo en repetidas oportunidades y habló de “desafío”, que acepta sin dejar que eso lo ponga nervioso. Tapar atrás y acompañar al subir, hasta ahora esta tarea la ha podido cumplir sin dificultad.

El joven de 20 años cuenta con el apoyo de Ribéry, que en los últimos partidos buscó repetidas veces el intercambio con el jugador, con el que ante el Wolfsburgo recién por octava vez se vio compartiendo la titularidad en el Bayern. A la vez, Ribéry se ha propuesto concentrarse en sí mismo. El francés, que en la temporada pasada tuvo que parar reiteradas veces debido a lesiones y que hace ocho semanas debió ser operado en las dos ingles, está dispuesto a jugar “una gran temporada”, según sus propias declaraciones de hace pocos días.

Satisfacción para Ribéry

A esas palabras le siguieron los hechos. Ante el Wolfsburgo, ningún otro jugador tiró más veces al arco contrario (6), y ningún otro realizó más asistencias de gol (6) que Ribéry. El pase para el 2-1 del triunfo en el tiempo suplementario fue también para el jugador de 27 años una satisfacción. “Es fantástico para nosotros que Ribéry haya jugado los 90 minutos y haya realizado ese pase”, se alegró Van Gaal sobre su lateral izquierdo. Junto a Contento, Ribéry se encuentra en el camino ascendente.