presentada por
Menú
Bayern festeja, Windeck también

Un partido con dos ganadores

Al final, hubo festejos por ambas partes. Los jugadores amateurs del TSV Germania Windeck celebraron en la tribuna norte junto su fans de la pequeña ciudad del Rin. Y los del Bayern dieron las gracias a la gran cantidad de aficionados que llenaron el RheinEnergieStadion por el apoyo en el primer encuentro oficial de esta nueva temporada.

Un partido, dos ganadores: así se resumieron los 90 minutos del encuentro por la Copa Alemana. Uno de los ganadores fue el equipo de Louis van Gaal, que cumpliendo con las expectativas, se impuso por 4-0 (2-0) ante el equipo de quinta división, en un buen partido y obtuvo el pase a la segunda ronda de la Copa Alemana. El otro ganador fue Windeck y su TSV Germania, que batió su propio récord con el número de aficionados alcanzado, y la alegría se vio reflejada en la cara de Franz-Josef Wernze al anunciarlo. Nunca antes un equipo amateur había tenido tantos espectadores de local en un partido de Copa Alemana.

Pero no fue el record de visitantes y la lluvia de dinero que esto representa, lo que hizo sentir tan bien a los de Windeck, a pesar de la derrota. El entrenador Heiko Scholz y los suyos se pueden alegrar del gran partido hecho ante al doble campeón alemán. “Nuestro equipo ha hecho una presentación excelente“, dijo el ex jugador de la Bundesliga y afirmó: “Podemos estar todos orgullosos”.

De hecho, el ambicioso TSV, que tiene como objetivo ascender a la liga regional, tiene motivos para sentirse orgulloso. En la primera etapa, los muchachos de Scholz le complicaron la vida al Bayern más de lo esperado. “Windeck jugó muy disciplinadamente durante 90 minutos”, elogió Louis van Gaal al rival. Su equipo, por el contrario, jugó “el peor de nuestra preparación”. “Pero ganamos 4-0. Hicimos lo que teníamos que hacer“, pasar a la siguiente ronda.

Bayern, autocrítico

“No fue un buen partido el nuestro“, reconoció Bastian Schweinsteiger. “No encontramos nuestro juego y cometimos muchos errores en defensa“. Durante 43 minutos, el Bayern no generó peligro ante un equipo muy bien ordenado en defensa, ni tampoco generó ocasiones de gol. Recién a dos minutos de la pausa, Miroslav Klose (44’) y Franck Ribéry (45’) evitaron que los bávaros comiencen a sufrir.

“No fue nada fácil“, señaló el director deportivo Christian Nerlinger, quien se alegró de la victoria y de los goles del regresado Toni Kroos (84’) y de Mario Gómez (85’). “En este tipo de partidos es importante permanecer tranquilos y esperar las oportunidad. Es lo que hicimos“, dijo Nerlinger.

“Lo importante fue que ganamos”, opinó Klose tras el pitido final. “Pero jugamos muy mal. Nunca encontramos nuestro juego y nos faltó un poco de decisión y de predisposición para correr. Fue penoso”. Thomas Müller indicó: “ Seguramente tuvimos un 80, 90 por ciento de posesión del balón, pero tantos errores como los que cometimos hoy pueden salirnos muy caros ante otros rivales”.

Por ejemplo, ante el Wolfsburgo. En el primer partido de la Bundesliga, el viernes por la noche, el campeón de la Bundesliga 2008/09 visitará al actual campeón en el Allianz Arena y es sin dudas un equipo de otro calibre que los de Windeck. “Podemos mejorar aún algunas cosas, eso se pudo ver hoy. Pero el triunfo nos dará confianza”, opina un convencido Kroos. Y Müller agrega: “Creo que estamos bien preparados para el viernes”.