presentada por
Menú
Van Buyten es el único descontento

El gol en Bélgica, una coproducción del Bayern

Fue un gol de aquellos que uno podría ver en cualquier partido del Bayern: Bastian Schweinsteiger recupera el balón y Thomas Müller se lo sirve de lujo a Miroslav Klose para que con sangre fría lo introduzca en la red rival. Pero la escena no es parte de un partido del Bayern sino del minuto 51 del compromiso jugado por la selección alemana el viernes contra Bélgica en marco de la eliminatoria a la Eurocopa; y como no era un partido del Bayern, no todos los jugadores del Bayern involucrados en la acción se alegraron con el gol.

Daniel van Buyten, vistiendo el uniforme de la selección belga, fue quien perdió el balón en su propia área ante la arremetida de Schweinsteiger: “debería haberlo despejado más rápido” lamentó el defensor central del Bayern, pero no por ello asumió la en solitario la responsabilidad por el gol de la derrota, “Marouane (Fellaini) debería haber rechazado enviándolo a 40 metros de distancia en vez de entregármelo en corto frente al arco”.

Felicitaciones en vez de cachondeo

Allí, donde el rechazo de Fellaini debería haber aterrizado, sen encontraron tras el pitazo final Van Buyten, Schweinsteiger y otros jugadores del Bayern; en el círculo central se cruzaron sus caminos y mutuamente se felicitaron por el buen partido: “Schweinsteiger me dijo que ellos tuvieron suerte y que nosotros también habríamos podido ganar; Klose me contó durante el juego que la tenían muy difícil” contó van Buyten.

Una coproducción del Bayern resultó en el 1-0 que le dio la victoria a la selección alemana; van Buyten, cuyo equipo luchó de forma grandiosa contra el tercero del Mundial de Sudáfrica, regresa de todas formas orgulloso a Múnich: “no creo que mis colegas vayan a hacerme bromas, hicimos un buen partido aunque el gol fue tonto”.

Conectar con el Mundial

Schweinsteiger, quien fue el encargado de generar con su pressing la perdida del balón de van Buyten, comento al final del partido “yo conozco un poco a Daniel, normalmente no le sucede algo así” y agregó “fue una cosa de suerte” que el balón acabara en las piernas de Müller.

Éste no lo dudo ni un instante y le entregó el balón a Klose: “hacer con rapidez la transición después de recuperar el balón fue una de nuestras mayores fortalezas en el Mundial. Allí eso siempre funcionó como herramienta para anotar goles” dijo el goleador de Sudáfrica 2010, quien no sólo fue responsable del pase-gol sino de otra brillantes acciones e incluso estuvo a punto de aumentar a 2-0 el marcador en el minuto 70. “Pudimos conectar con el rendimiento en el Mundial a pesar de que no todo marchó de forma optima”.

Klose persigue un récord

También al nivel exhibido en el Mundial se presentó el autor del gol, Miroslav Klose, quien manifestó “es bonito haber anotado, aún más bonito es haber anotado el 1-0 con el que ganamos”. Este tanto fue el 52avo en su lista personal tras 102 partidos con la selección, pero también fue uno que él hubiera querido conseguir en Sudáfrica pues con él habría acumulado 15 en su cuenta en los Mundiales superando al actual goleador brasilero Ronaldo. Desafortunadamente una lesión le impidió jugar el partido por el tercer puesto que Alemania ganó 3-2 sobre Uruguay.

Pero por lo menos Klose igualó la marca de Gerd Müller en los Mundiales (14 goles) y ahora se acerca al récord que éste tiene con la selección alemana (68 goles). Aún le faltan 15 goles para alcanzar al legendario Müller y si se tiene en cuenta que para sus más recientes 15 anotaciones necesitó dos años (de mayo del 2008 a septiembre del 2010), se puede esperar que lo logrará hacia finales del 2012. Hasta entonces sus colegas en el Bayern le servirán los pases necesarios.