presentada por
Menú
Campo de entrenamiento en Italia

¡Juveniles a sudar!

¡Al sur! Ese es el lema de muchos de los equipos del Bayern que este verano, entre julio y agosto, se marcharon a un campo de entrenamiento en la región de Trentino en Italia; junto a la plantilla profesional también tienen la oportunidad de disfrutar de la Bella Italia los juveniles de la Sub19, Sub17 y Sub15.



Mientras los mayores, por instrucciones del entrenador Louis van Gaal, se alojaron en Riva del Garda, la Sub19 al comando de Kurt Niedermayer se desplazó al oeste de la región, a Fiera de Primiero, a la sombra de la montaña Bedolé y la cordillera. “Las condiciones son excelentes” evaluó Niedemayer el marco de la preparación de la nueva temporada de los juveniles.

Cada deseo es concedido

100 kilómetros al este se concentra la Sub17, en Pejo im Val di Sole, que por segunda vez acoge al equipo dirigido por Stephan Beckenbauer, quien justificó su decisión diciendo “cuando uno ya conoce el lugar las cosas se facilitan”.

Ya el año pasado todos estuvieron “muy satisfechos” con la atención, y por ello repitieron en esta ocasión: “el hotel y la alimentación son muy buenos, todos aquí se ha esforzado por hacer de nuestra estadía una experiencia positiva, cada deseo es concedido” contó Beckenbauer.

Juntos con espíritu de equipo

Entretanto se han formado muchas amistades con el personal del hotel, funcionarios del departamento de turismo e incluso con el alcalde, lo cual hace prever que el próximo año se regresará, como anticipó Beckenbauer: “si tenemos la oportunidad de volver, lo haremos con mucho gusto”.

El campo de concentración es para los juveniles una oportunidad “de integrarse durante el tiempo que estamos juntos” lo cual tiene un efecto positivo en los deportivo y en la formación del espíritu de equipo, pues junto a las prácticas también se le ofrecerá a los jóvenes varias actividades de esparcimiento.

Nada de Dolce Vita

“Los muchachos visitaron la región, lo cual les permite dejar el fútbol de lado por un momento” aclaró Niedermayer, “hay que regalarles algo de tiempo libre, distribuir bien las cargas en la medida que se realizan paseos de 3 ó 4 horas que diviertan y les pongan a los chicos otras cosas en la cabeza”.

Pero no se trata sólo de la Dolce Vita en la Bella Italia; por el contrario, por ejemplo la Sub15, que se alojó en Cognola, entrenó 12 veces en siete días. Pero, por otro lado, también visitó la ciudad de Trient, las termales de garniga, el castillo de Toblino, y escaló el Monte Bonde.

Exitosos amistosos

Y para redondear también se jugó fútbol: la Sub15 ganó con claridad un amistoso contra los talentos del US Ravinense (9-2); la Sub 17 y la Sub19 obtuvieron igualmente victorias contra equipos locales. Los entrenamientos contaron con condiciones profesionales, los partidos amistosos fueron exitosos, las actividades diversas y el clima muy agradable; con seguridad el último campamento del Bayern en la región de Trentino no será el realizado en el 2010.