presentada por
Menú
Análisis del entrenador

Mucho balón perdido, pocos goles

Los sentimientos que dominaron en el Bayern luego del triunfo obtenido en Basilea fueron satisfacción y alivio; el entrenador Louis van Gaal en cambio se molestó mucho luego de haber hecho el análisis posterior al partido: “eso me va a volver loco” fue su comentario respecto a la repetitiva situación de que un error individual de uno de sus jugadores termina en un gol en contra.

El Basilea se fue en ventaja 1-0 en el estadio Parque San Jacobo como resultado de un pase errado en el mediocampo; ese fue el séptimo gol en contra del campeón alemán esta temporada y en casi todos ellos el origen fue la perdida del balón. Los ejemplos están a la vista: Basilea, Hoffenheim, Kaiserslautern.

“Defendemos muy bien, lo hacemos como equipo, y sin embargo encajamos demasiados goles; nuestro problema no es que el contrario se apodere del balón sino que nosotros de una forma tonta lo perdemos. Eso tenemos que mejorarlo” se quejó van Gaal no del comportamiento defensivo sino del armado de las jugadas de su plantel, “nuestro control de la pelota puede ser mejor, es claro que la perdemos con demasiada frecuencia”.

Mucho dominio, pocos goles

Thomas Müller formuló la situación diciendo “encajamos un gol tonto y al final estamos recogiendo los trastos rotos” pues no siempre el Bayern logra, como lo hizo en Basilea, darle la vuelta al marcador. En la ofensiva también hay cosas que no funcionan en el engranaje, van Gaal también criticó la cantidad de oportunidades de gol que se desaprovechan. En el estadio Parque San Jacobo el equipo de Múnich llevo toda la carga del partido y “tuvo muchas posibilidades de anotar” recordó van Gaal, pero el gol de triunfo se marcó en el minuto 89: “más bonito hubiera sido que llegara 15 minutos antes”.

En casi todos los partidos de esta temporada el Bayern ha controlado el balón más del 60 por ciento del tiempo (sólo contra Bremen se logró “apenas” un 56 por ciento), y adicionalmente es el equipo que menos pases errados registra (13 por ciento) al tiempo que detrás del Dortmund (105 veces) es el que con mayor frecuencia dispara al arco rival (99 veces). Pero el balón ha terminado en la red enemiga únicamente en 5 ocasiones y ningún otro club alemán tiene menos goles a favor ni tampoco exhibe una estadística más baja de aprovechamiento de las oportunidades (6,5 por ciento). Además, el Bayern es el único equipo cuyos delanteros no han conseguido anotar.

La práctica hace al maestro

“Hasta ahora hemos sido el equipo que mejor ha jugado” dice van Gaal, sólo el botín de goles no encaja, “tenemos que anotar” reconoce Bastian Schweinsteiger y el capitán Mark van Bommel acepta que “no estamos todavía por el sendero correcto”.

Pero por lo menos la dirección sí es la correcta, de ello están convencidos todos en el Bayern: “todos los días trabajamos muy duro para mejorar constantemente y pienso que vamos por buen camino” declaró van Buyten. Van Gaal cree firmemente en las prácticas como fórmula para regresar definitivamente a la ruta del éxito: “entrenando mejoraremos, la práctica hace al maestro”.