presentada por
Menú
'Por eso juega siempre'

Van Gaal entusiasmado con el olfato goleador de Müller

En la teoría Thomas Müller habría conseguido ya media docena de goles esta temporada. Teoricamente el jugador de 21 años habría marcado en Kaiserslautern o al inicio del partido frente al Bremen el fin de semana pasado. Y también contra la Roma ayer, cuando en el minuto 56 se plantó sólo ante el guardameta rival, Julio Sergio. Pero en la práctica la realidad es bien distinta y la prensa muniquesa ha hablado ya de la mala racha ante puerta de Müller.

Pero esos comentarios han llegado a su fin merced a una acción que, tanto en la teoría como en la práctica, ningún otro jugador del mundo podría haber ejecutado mejor. Müller golpeó directamente con el exterior de su pie derecho desde el vértice derecho del área y colocó el balón en el palo izquierdo de la Roma. Los espectadores que vieron la jugada de Müller desde la tribuna principal fueron unánimes en su pensamiento: entra seguro. "En el momento en el que la pelota salió despedida del pie ya salté, porque se podía prever que iba a entrar“, afirmó el Director Deportivo, Christian Nerlinger.

"Deben coincidir muchos factores para meter un gol así. La suerte también cuenta", comentó Müller tras el partido en los pasillos del Allianz Arena: "Teóricamente quería meter el gol tal como lo hice, ha salido así, esto no pasa siempre.“ Él también pudo sentir al golpear el balón que la práctica saldría tal como establecía la teoría. "Que el balón entrara de esa forma fue lógicamente perfecto."

Probablemente un gol así debería ser reconocido como el "gol del mes", ya que además con la victoria por 2-0 de ayer el FC Bayern ha vuelto a la racha victoriosa. Y naturalmente no fue nada raro que fuese Thomas Müller el hombre que abrió el camino. "Siempre podemos esperar un gol de Müller. Juega con pasión, siempre está ahí y eso es lo que me encanta de él, por eso juega siempre", sentenció el técnico Louis van Gaal tras el debut victorioso en Champions League.

Van Gaal cambió a Müller poco antes del 2:0, anotado por Klose (83´), ya que el jugador solicitó el cambio por cansancio. "Estaba apalabrado en caso de que sufriese mucho desgaste. Él es el jefe, yo ya no lo soy más", bromeó van Gaal. Y Müller apostilló: "Todos aquellos que habían pensado que tenía una crísis, deben seguir pensándolo."