presentada por
Menú
El Bayern habla claro

'Cada uno debe analizarse'

La primera medida la tomó ya la directiva del FC Bayern en Dortmund y se lo hizo saber a la plantilla en el trayecto del estadio al aeropuerto: la tradicional visita a la Oktoberfest planeada para este lunes quedó suspendida. "En esta situación no tiene sentido ir a la Oktoberfest", dijo Christian Nerlinger, "lo hemos decidido de manera unánime". Tras la derrota sufrida en Dortmund por 2:0 (0:0), los ánimos del Bayern estaban por los suelos.

Ocho puntos, 5:8 en la diferencia de goles...hasta la fecha el equipo muniqués había obtenido esos números tras siete jornadas de liga. 13 puntos separan al Bayern (12°) del líder. Uli Hoeneß lo tiene claro: "todos debemos decirnos: despierta, ¡ya es hora!."

El presidente del FCB ya avisaba tras la primera mitad en Dortmund, Hoeneß comentó: "Hemos jugado muy ordenados, tuvimos buenas ocasiones pero que no materializamos." Esto es algo típico esta temporada. El entrenador Louis van Gaal se mostró abatido ya que "no ha pasado nada que no sea lo mismo. Dominamos la primera parte y creamos cuatro o cinco oportunidades, pero no metimos ninguna."

Pólvora mojada

El Bayern dominó también en algunas de las estadísticas del partido tras los 90 minutos, 62% de posesión y 8:1 en saques de esquina. "Damos mucho pero no logramos meter el balón en la portería contraria", sentenció Nerlinger, "y el primer disparo en contra es casi siempre gol." Lucas Barrios (52´) y Nuri Sahin (60´) anotaron en la segunda mitad con los que, practicamente, fueron los dos primeros disparos a puerta del Dortmund.

En el aspecto ofensivo, el Bayern presenta la peor media goleadora de la liga, con sólo cinco goles, tras siete jornadas disputadas. Para Hoeneß eso no puede justificar la mala situación clasificatoria. "Estamos llegando a un punto en el que ya no vale como justificación", afirmó para luego asegurar que "el año pasado fue un gran éxito, debemos reforzarlo en este próximo año."