presentada por
Menú
'El otro' equipo titular

La segunda línea al rescate

En el ala izquierda del primer piso de las instalaciones del club muniqués se encuentra el área de rehabilitación. Ahí, en distintos aparatos trabajan los jugadores lesionados para poder volver a la cancha o reciben tratamientos médicos. Y el que quiere, en las pausas, puede echar una mirada a través de las grandes ventanas al campo de entrenamiento y a sus colegas.

Este viernes por la tarde, los lugares en las ventanas estaban todos ocupados. Arjen Robben, Bastian Schweinsteiger y compañía observaban pensativos el último entrenamiento de sus compañeros, mientras el entrenador Louis van Gaal daba las últimas instrucciones para el partido del sábado ante el Hannover 96.

Por lo menos con 9 bajas tiene que contar Van Gaal para enfrentar al Hannover. “No había vivido nunca una situación así”, dijo. Según el entrenador, en el mejor de los casos Bastian Schweinsteiger y Daniel van Buyten podrían ocupar un lugar en el banco. Tras el peor comienzo de temporada en la historia, con sólo ocho puntos en siete partidos, lo único que cuenta es ganar ante el Hannover.

“Creo que es tiempo de dejar de lado los problemas. En situaciones como estas, sólo una cosa tiene sentido para nosotros: ganar”, según palabras del directivo Karl Heinz Rummenigge y que se puede leer en letras rojas en el número actual de la revista oficial del club Bayern Magazin. También Van Gaal quiere centrarse en el objetivo de vencer al Hannover, a pesar de la gran cantidad de bajas. “Tenemos un buen plantel, hay dos jugadores por posición. Tengo confianza en mis jugadores”.

Ottl y cía. deben tirar del carro

En el lugar de estrellas como Robben, Ribéry o Klose, será la segunda línea de jugadores como Tymoshchuk, Ottl o Braafheid, la encargada de dar vuelta las cosas para el Bayern. “Ahora les tocará a jugadores que están esperando hace mucho este momento. Ahora podrán demostrar qué tan buenos son”, dijo Van Gaal, que justamente por eso, está “contento” por este partido y a la vez “curioso” por ver cómo rinden estos hombres ante el tercero de la tabla.

Rummenigge espera del equipo “que vuelvan a hacer uso de las virtudes que los han llevado a hacer una magnífica temporada en 2009/10: ¡pasión, ambición y lucha!” Mario Gómez, quien viene motivado tras marcar con la selección alemana ante Kazajstán, será el encargado de convertir los goles: “Espero anotar ahora también ante el Hannover”.

Cuanto antes mejor, como opinó Toni Kroos. “Tenemos que ponernos en ventaja, sobre todo jugando como locales. Eso nos ayudaría mucho en estos momentos”. En esta temporada, el Bayern sólo consiguió ganar un partido de Bundesliga por 1-0. Eso fue ante el Wolfsburgo en la primera fecha. “Sin dudas, la presión es muy grande”, dijo Kroos, “pero estoy seguro de que podremos soportarla”. Philipp Lahm avisó: “Queremos comenzar ante el Hannover con la racha ganadora”.