presentada por
Menú
Victoria, empate y derrota

Luces y sombras en los rivales europeos

Victoria, empate y derrota para los rivales de grupo del FC Bayern en la Champions League. Mientras que el CFR Cluj, próximo rival del FC Bayern (19 de octubre y 3 de noviembre) logró una victoria balsámica, el Basilea y la Roma sufrieron dos reveses ligueros.
Con un claro 4:0 (2:0) se impuso el Cluj en la décima jornada de la Liga I rumana ante el FC Brasov y asciende al puesto 11° en la clasificación. El actual campeón jugó en superioridad numérica desde la expulsión de Marc Alexandru (34´). En ese momento ya mandaba el Cluj en el marcador por 1:0, tras el gol de Rafael (18´). Ricardo Cadu con la transformación de una pena máxima, puso el 2:0 en el electrónico antes del descanso (36´).

El Basilea sólo empata

Tras la pausa, Lacina Traoré (48´) sentenció el partido con el 3:0. Antes del pitido final, Roberto de Zerbi (74´), cerró el partido con el cuarto gol de la tarde, certificando el primer triunfo en liga del nuevo técnico Sorin Cartu (foto).

Un paso atrás en la pelea por el campeonato de la AXPO Super League suiza dio el Basilea este fin de semana. El equipo de Thorsten Fink no pasó del empate 1:1 (0:1) en el St. Jakob Park ante el FC Sion y cedió dos puntos importantes para la lucha por el primer puesto. El Lucerna lidera la liga suiza con un partido menos.

La Roma antepenúltima

Arnaud Bühler (43´) adelantó a los visitantes, que jugaron en inferioridad numérica desde el 33´ tras la expulsión por doble amarilla de George Ogararu. Valentin Stocker (67´) igualó el encuentro a mediados de la segunda parte, resultado que deja al Basilea a cuatro puntos del líder Lucerna.

Tampoco mejora la Roma en la Serie A. Una semana después de la primera victoria liguera ante el Inter de Milán, el equipo romano cayó ante el potente Nápoles por 2:0 (0:0) y ocupa tras la sexta jornada el antepenúltimo puesto en la clasificación.

Tras una primera mitad sin goles, el eslovaco Martin Hamsik adelantó en el minuto 72 a los napolitanos en un abarrotado estadio San Paolo (45.000 espectadores). El ex-Leverkusen Juan certificó la tercera derrota liguera de la Roma con un gol en propia puerta. El ex-jugador del Bayern José Sosa, entró al terreno de juego en el minuto 90.