presentada por
Menú
'Cambio de suerte'

Primer objetivo casi conseguido

Tres partidos, tres victorias, nueve puntos y líder en el grupo E de la Champions: el FC Bayern tiene al alcance de su mano el primer objetivo de la temporada, los octavos de final de la Champions League. Con la trabajada victoria por 3:2 (2:1) ante el CFR Cluj del martes por la noche, al Bayern le basta con un empate para asegurar su billete a la fase de octavos.

"Aún no estamos clasificados. Pero viendo los puntos, es un inicio muy bueno. No sé cuando fue la última vez que el FC Bayern logró 9 puntos en los tres primeros partidos de la Champions League“, comentó Philipp Lahm tras el partido ante el campeón rumano. Fue en la temporada 2006/2007 la última vez que el Bayern logró tres victorias consecutivas en las tres primeras jornadas. A lo largo de la historia de la competición lo ha logrado en cuatro ocasiones.

"Es un punto de partida fantástico", resaltó un contento presidente del club, Uli Hoeneß. "Para ser el campeón del grupo debemos ganar uno de los tres partidos restantes. Eso sería un punto de partido fantástico para los octavos de final", algo que aseguraría la vuelta en el Allianz Arena para el FC Bayern. "Necesitamos una victoria más, entonces ya estaremos clasificados seguros. Con 12 puntos nadie ha sido tercero nunca“, añadió Thomas Müller.

"Todos los equipos que han ganado tres partidos están casi clasificados, pero no del todo", avisó Louis van Gaal. El holandés contó de nuevo con muchas bajas, pero se mostró tras el choque "contento, la victoria es merecida." El técnico afirmó que su equipo ayer ante los 64000 espectadores que llenaron el Allianz Arena, "había jugado mejor" que en la victoria por 3-0 ante el Hanóver. Van Gaal sabe aún así que "puede ser todavía mejor."

Frente a un rival rumano muy organizado defensivamente y bastante cerrado, el equipo muniqués intentó continuamente buscar la portería contraria. "Es difícil cuando el rival tiene diez hombres por detrás del balón. En esas circustancias debemos defender un gran espacio. No dejamos muchas ocasiones pero también creamos pocas“, analizó el entrenador holandés tras el partido. El Bayern contó además con una ayuda inesperada con los dos goles en propia puerta.

Especialmente el capitán del Cluj, Cadú, no tendrá un buen recuerdo de este encuentro. Tras ser el autor del gol que adelantó a su equipo en el minuto 28, fue cuatro minutos más tarde de nuevo el protagonista en el empate del Bayern. Cristian Panin (37´) también alojó el balón en sus propia portería (2:1) y finalmente Cadú otra vez en el 77´ tocó levemente con su pie el disparo de Mario Gomez y la pelota se coló entre las piernas del guardameta rumano Stancioiu, elevando el 3:1 al marcador.

"Fue un gol gracioso, pero también uno importante", afirmó Gomez sobre el decisivo 3:1. "Creo que hoy podemos darle gracias al rival, pero estoy seguro de que no lo han hecho queriendo. Está claro que no pasa muy a menudo tres goles tan curiosos en un mismo partido. Pero el fútbol es así. Durante semanas no entra ninguno y luego entran solos“, añadió Gomez. El tanto de Culio (84´) puso un poco de emoción pero al final no evitó la merecida victoria local.