presentada por
Menú
Hamburgo vs. Bayern

Un partido decisivo

En Liga de Campeones, el Bayern mantiene su rumbo firme hacia los octavos de final, pero en Bundesliga debe seguir recuperando terreno para acortar distancias con los primeros puestos. Con una victoria ante el Hamburgo, el viernes por la noche, igualarían a los del norte y conseguirían un gran paso hacia el objetivo de acercarse al pelotón de arriba.

“Si ganamos ante el Hamburgo, diremos presente otra vez”, considera el entrenador Louis van Gaal, acerca del enfrentamiento ante el quinto de la tabla. El presidente Uli Hoeness, por su parte, cree que el partido es “extremadamente importante“ y que no pueden “perder y en lo posible, deben ganar”. En caso de una derrota, la distancia con la dupla líder Dortmund/Maguncia podría aumentar a 13 puntos y “así sería cada vez más difícil poder ser campeón”, señala Hoeness.

“No podemos dejarnos más puntos. Por eso, en Hamburgo más bien tenemos que ganar“, cree el defensor Philipp Lahm. Y su compañero de equipo Bastian Schweinsteiger piensa: “Por supuesto que queremos ir a ganar el partido. Estamos un tanto obligados, porque no tenemos muchos puntos en la tabla de posiciones. Por eso sería importante hacernos con los tres puntos allá“.

Pero el estadio Hamburger Volkspark no es una parada fácil. Sólo en uno de los últimos cinco partidos de visitante, el Bayern pudo ganar, eso fue en noviembre de 2006. “Hamburgo siempre es difícil, lo sabemos. Por eso debemos ir con la concentración a tope“, dice Schweinsteiger, quien considera a los del norte como “uno de los 5 equipos top” de la liga.

Un rival difícil

“Tienen un enorme potencial y grandes individualidades“, opina el internacional alemán, “será difícil ganar allí. Cada jugador tiene que aportar más del 100 por ciento. No hemos ganado muy a menudo allí y es hora de romper esa costumbre”. Tras encadenar dos victorias seguidas, Schweinsteiger cree que “serie un golpe duro irse del campo como perdedor”.

La “tarea difícil” en Hamburgo sólo puede resolverse con “compromiso de equipo, garra y pasión”, está convencido Schweinsteiger. “Si ganamos, será un gran empuje anímico. Eso debe saberlo cada jugador”, concluye Lahm antes del que será su 200º partido en Bundesliga.

Lo que todavía queda por ver es qué jugadores podrán volver al equipo tras la plaga de lesiones. Los dos ex-Hamburgo Daniel van Buyten (problemas en la espalda) e Ivica Olic (fractura nasal) podrían llegar al partido, sino Van Gaal apostará por los mismo que ganaron ante Hannover y Cluj. “Confío en mi plantilla“, destaca el holandés, “sin los lesionados, ganamos dos veces. Podemos hacerlo otra vez“.

De todas formas, el entrenador no espera un “resultado lógico en Hamburgo. También considero la derrota“. Pero parece que todo apunta a una sola cosa: “La victoria es en este momento mucho más importante que el juego bonito”. Por su parte, Hamit Altintop piensa que “podemos dar un buen golpe de efecto. Tengo una muy buena sensación y creo que al final nos quedaremos con los tres puntos”.