presentada por
Menú
Bayern está molesto consigo mismo

“Entregamos la victoria”

No fue necesario estudiar las expresiones en los rostros de los jugadores del Bayern, tampoco leer entre líneas lo que declararon al final del partido en los subterráneos del estadio Borussia-Park, el ambiente era claro tras sonar el pitazo final. Y en la cabina Louis van Gaal habló recio: “Yo estaba decepcionado y un poco molesto con mis jugadores”, contó el entrenador; el director deportivo Christian Nerlinger tampoco ocultó su frustración: “por supuesto que lo estamos, duele”. Para el directivo Karl-Heinz Rummenigge el 3-3 (2-1) contra el último de la clasificación, el Moenchengladbach, tiene “sabor a derrota”.

“Con justificación el entrenador habló reció, en nuestra situación un empate es algo dramático, especialmente cuando se vio con qué facilidad podríamos haber ganado. Un mal cuarto de hora dañó todo el partido, la serie que habíamos construido y la lucha por remontar la diferencia en la tabla” relató Thomas Mueller, para quien es normal que “las emociones salgan a la superficie, pero tampoco fue que la reacción estuviera acompañada de malas palabras”.

¿Qué pasó en el Borussia-Park? El Bayern jugó ante 54.057 espectadores el mejor primer tiempo de lo que va corrido de la temporada, y aunque el Moenchengladbach se fue en ventaja muy temprano mediante gol de Patrick Herrmann (minuto 5) no hubo problema para igualar (minuto 11) a través de Mario Gómez, quien consiguió su noveno gol en siete partidos, e incluso remontar en el minuto 40 gracias a una anotación de Bastian Schweinsteiger. A la pausa se fue con un 2-1 a favor que incluso debió haber sido más pero Kroos (minuto 37) y Schweinsteiger (minutos 30 y 43 cuando cobró un penalti que se estrelló en el poste) no lograron concretar sus excelentes opciones.

“No había visto tan bien al equipo en toda la temporada” elogió van Gaal la forma como sus jugadores se presentaron en los primeros 45 minutos, y eso fue lo que les contó en la pausa agregando “no se sorprendan si el Moenchengladbach se pone más agresivo, eso ya lo habíamos visto contra Cluj, ¡y precisamente sucede eso! En 10 minutos entregamos la victoria y por eso estaba molesto con el equipo; se trata de esos 10 minutos, y de ellos ya les había advertido”.

Doblete del Moenchengladbach durante el descuido del Bayern

Marco Reus (minuto 56) e Igor De Camargo (minuto 60) castigaron el descuido del Bayern al iniciar el segundo periodo, “todo el equipo perdió con frecuencia el balón y cometió errores simples; en los 15 minutos del arranque de la segunda mitad estábamos otra vez dormidos y en esta ocasión nos pasaron la cuenta” evaluó Philipp Lahm recordando que una situación similar se vivió en Rumania contra el Cluj.

Van Gaal extrañó en esa fase del partido “la entrega y el entusiasmo” de sus jugadores, “esas son nuestras cualidades básicas, pero esas cualidades no son tan importantes si el rival las supera, entonces siempre vamos a perder”.

La moral está bien

Pero van gaal también se mostró satisfecho con la reacción posterior de sus muchachos, “después de eso corrimos de forma increíble y rendimos al máximo” dijo al tiempo que Lahm reconocía el esfuerzo para alcanzar el 3-3. “Un partido así no podemos nunca empatarlo” se quejó Gómez agregando “la moral del equipo está bien, el punto nos lo merecimos, pero el resultado final es desagradable”.

La remontada del Bayern “se frenó transitoriamente” consideró Lahm; sin embargo nada se ha perdido, “el título se entrega en mayo y no en noviembre” recalcó van Gaal. Eso seguro que también se lo contará al resto del equipo.