presentada por
Menú
El Bayern en racha

11 puntos más desea Van Gaal antes de Navidad

Bastian Schweinsteiger hablaba con tranquilidad, pero se le notaba aún encendido. "Me ha escupido, eso no lo había vivido nunca", comentó el jugador del Bayern sobre la fea acción del jugador del Núremberg Javier Pinola en la primera mitad. "No me habóa pasado nunca que uno me escupiera en la cabeza. No tiene respeto. No es fairplay, no es respetuoso."

Schweinsteiger y compañía respondieron deportivamente. Con el 3:0 (1:0), el FC Bayern se llevó el 181° derbi bávaro. "Podemos estar contentos porque sólo han sido 3 goles“, afirmó el guardameta del Núremberg Raphael Schäfer. "El equipo ha jugado de manera soberana hoy desde el primer segundo y mereció ganar", resumió el director deportivo Christian Nerlinger.

La acción de Pinola sobre Schweinsteiger fue la única nota negativa del encuentro. Gomez se mostró también enfadado pero por haber errado la pena máxima que podría haber supuesto su tercer gol de la tarde. "Hoy jugamos muy bien“, afirmó el entrenador Louis van Gaal. "Podremos seguir avanzando con esta victoria y este estilo de juego", resaltó el capitán Philipp Lahm, quien fue el autor del 2:0 de penalti.

"Creo que poco a poco vamos cogiendo el ritmo", reconoció Nerlinger tras la quinta victoria liguera en 12 jornadas. Desde hace ocho encuentros el equipo muniqués está imbatido y ha alcanzado la sexta posición en la tabla. "Hemos logrado una buena serie de resultados pero ahora no podemos perder más puntos", dijo Gomez. "Hemos mejorado en las últimas semanas. Ahora queremos seguir en esa línea ante el Leverkusen“, subrayó Toni Kroos.

El Dortmund impresiona

Con una victoria ante el segundo clasificado el Bayern mandaría un "mensaje claro", aclaró Nerlinger. "Necesitamos sencillamente 3 puntos en cada uno de los próximos dos partidos, sino perderíamos el hilo con el Dortmund", reconoció Thomas Müller. 12 puntos separan al firme líder del Bayern. "La racha del Dortmund es muy fuerte. No lo esperabamos“, añadió Müller.

El Bayern aún así es optimista, ya que empieza a mejorar el parte de bajas. Franck Ribéry y Breno regresaron frente al Núremberg, mientras que el capitán Mark van Bommel ya estuvo en el banquillo. "Volvemos a tener prácticamente un equipo completo", dijo Nerlinger. Especialmente la vuelta de Ribéry ilusiona y motiva para iniciar la remontada.