presentada por
Menú
Tranquilidad en Roma

'El FC Bayern puede vivir con esta derrota'

Él objetivo del viaje estaba logrado, pero pocos minutos después del pitido final en la expedición del Bayern no se palpaba precisamente alegría. "Había mucha tranquilidad en el vestuario, todos estaban decepcionados", informó el director deportivo del Bayern Christian Nerlinger. "Es increíble y decepcionante que hayamos dejado escapar un 0:2", comentó el entrenador Louis van Gaal. Una vez más su equipo se había adelantado en la primera mitad. "Cuando uno entra en el vestuario con un 0:2 no puede dejarlo escapar", señaló Nerlinger y advirtió: "no es la primera vez que nos pasa esta temporada, tenemos que solucionarlo con rapidez."

En la copa frente al Bremen y en Champions ante el Cluj, el Bayern logró imponerse pese al pobre rendimiento de la segunda mitad. En Mönchenglabach, Dortmund y Leverkusen, los rivales sacaron sus frutos. "Salimos desconcetrados del vestuario. Debemos corregirlo de inmediato. Cuando el Bayern de Múnich se coloca 0:1 ó 0:2, el partido tiene que estar ya solucionado. Eso deben saberlo todos nuestros rivales. Desafortunadamente es al revés", subrayó Nerlinger.

El motivo de esa impasibilidad tras la reanudación es desconocido. "Me resulta difícil analizar el orígen. Uno espera que no sea posible, pero pasa una y otra vez", afirmó Nerlinger. "Entonces cada balón largo es una jugada de peligro del rival“, comentó Toni Kroos al respecto. "No salimos pensando que vamos 0:2 y que será coser y cantar", aclaró un Thomas Müller que también reconoció que "no logramos evitarlo."

Los italianos celebran una notte magica

Los tifosi de la Roma despidieron a su equipo con una sonora pitada tras el 0:2 (Mario Gomez 33´y 39´) de la primera mitad en el camino al vestuario. Sin embargo tras la reanudación y la remontada obrada con los goles de Marco Borriello (49´), Daniele de Rossi (81´) y Franceso Totti (84´) los titulares de los periódicos locales hablaron de una notte magica. "Somos responsables de la derrota porque metimos a la Roma en el partido de nuevo", dijo Van Gaal. "Cuando uno se adelanta 0:2, hay que conseguir puntuar, está claro.“, reconoció el capitán Philipp Lahm.