presentada por
Menú
Títulos, goles y premios

El 'increíble 2010' de Müller

El 2010 también lo tomó por sorpresa a Thomas Müller. Es por eso que aún no tiene una vitrina para las copas, como comentó hace poco en una entrevista. La “Bota de Oro“ brilla desde una cómoda del pasillo de la casa de Thomas Müller, para el que el 2010 fue su primer año completo en el fútbol profesional, y en el que rápidamente supo destacarse. “Han ocurrido muchas cosas, además de los títulos y logros con el equipo y la selección“, dijo el joven de 21 años a fcbayern.de,“para ser mi primer año profesional, fue un año increíble“.

Campeón en la Bundesliga y en la Copa Alemana, finalista de la Liga de Campeones, tercero en el Mundial, y goleador y mejor jugador joven en la misma competición, considerando todo esto, hasta a él mismo le “cuesta digerirlo. Es difícil decir si fue mejor jugar en un partido del Mundial o en la final de la Liga de Campeones. O si fue mejor quedarse con los dos títulos. Simplemente, he disfrutado con cada cosa“.

54 partidos, 33 participaciones de gol

Y en todos los partidos fue uno de los artífices más importantes de estos magníficos resultados. Müller jugó en los 54 partidos oficiales del Bayern del año 2010, 50 veces como titular, y participó en 33 goles (18 tantos, 15 asistencias). “Siempre ve los espacios y sabe dónde están sus compañeros y el balón“, dijo Louis van Gaal sobre su número 25, a quien ha colocado en todas las posiciones ofensivas (mediocampo izquierdo, central y derecho y delantero). “Increíble“, opina también el entrenador, “que un jugador tan joven haya rendido tanto. Hay que estar muy bien tanto física como mentalmente para eso“.

Con sus cualidades, también ha sabido convencer rápidamente al entrenador de la selección, Joachim Löw. En marzo, en el estadio Allianz Arena, fue su debút contra Argentina en un partido amistoso, después pasó a formar parte del plantel del seleccionado alemán y en Sudáfrica fue titular. “Fue simplemente la suerte de estar en forma en el momento correcto“, opinó Müller sobre su rápido ascenso en el equipo muniqués y su carrera en el Mundial, donde con cinco goles y tres asistencias se consagró goleador.

'Suelto, atrevido y despabilado'

¿Suerte? Quizás. ¿Habilidad? Seguro. Pero a este Thomas Müller lo describe algo más a sus 21 años: como pocos otros grandes jugadores, da siempre la sensación de que el mundo del fútbol profesional no fuera otra cosa muy distinta que el fútbol del potrero detrás de su casa. “Siempre vuelvo a sorprenderme de la ligereza y libertad con la que juega“, dijo Löw con admiración.

“Thomas ha sido siempre suelto, atrevido y despabilado“, dijo su madre Claudia. “Ha sido siempre un pícaro“. Y como tal, ha sabido afrontar su propios momentos difíciles. Durante tres partidos, Louis van Gaal lo sacó del plantel titular del Bayern y lo dejó sufrir en el banco. “No me salen las cosas bien de momento. Me esfuerzo, pero me falta efectividad“, analizó Müller sobre su propia situación, “debo seguir trabajando duro. Así llegarán los triunfos y mis propias satisfacciones por sí solas“.

'Confirmar los logros'

Gesagt, getan! Ende November war Müller zurück in der ersten Elf und war in den letzten acht Spielen des Jahres an neun Toren beteiligt (3 Treffer, 6 Vorlagen). 2011 kann also kommen. „Das Schwierigste, was ich mir vorgenommen habe, ist, die Erfolge mit der Mannschaft zu bestätigen“, meinte er zu seinen Vorsätzen fürs neue Jahr. 2010 lässt sich am besten mit seinen eigenen Worten zusammenfassen, so wie er es im Sommer bei der WM gesagt hat: „Nur weil‘s mein erstes Jahr ist, heißt das ja nicht, dass ich ein Blinder bin.“

¡Dicho y hecho! A finales de noviembre, Müller volvió a ser titular y en los últimos ocho partidos del año, participó de nueve goles (3 goles y 6 asistencias). Así que 2011 puede llegar tranquilamente. “Lo más difícil que me he propuesto es ver reflejados mis aciertos en el equipo“, comentó sobre sus planes para el nuevo año. El 2010 se puede resumir muy bien con sus propias palabras, que dijera durante el Mundial: “No voy a ponerme ciego por lograr tanto en mi pimer año“.