presentada por
Menú
Trampolín Champions League

Kraft en la portería ante el Basilea

La Champions League, con los mejores equipos y jugadores de Europa, es el máximo en la carrera de cualquier jugador de fútbol. Para Thomas Kraft la Champions League supone sin duda un trampolín en su trayectoria profesional. Hace dos semanas, en Roma, debutó como guardameta del primer equipo del Bayern, el miércoles ante el Basilea disputará su segundo partido con el conjunto muniqués. "Me alegro mucho por poder jugar", afirmó el portero de 22 años.

Sin ningún partido ni en liga ni en copa, en Europa afrontará Kraft su segunda titularidad. De ahí la alegría mostrada por poder estar de nuevo bajo los palos junto a sus compañeros. "Es una buena oportunidad para demostrar lo que puedo hacer", ya que espera poder seguir jugando. "Quiero jugar tanto como sea posible."

Kraft, cuyo contrato cumple en verano, espera tener su oportunidad, ya que también se termina el contrato de Jörg Butt. Aún está todo abierto en la posible renovación del actual número 1 del FC Bayern. En el caso de que no sea así, Kraft sería un posible sustituto. "Lo que suceda sólo puede verse alterado por un buen rendimiento", dijo Kraft.

Su calidad la demostró en Roma con varias buenas paradas, pese a haber realizado el penalti que colocó el 3:2 final para los italianos. Esa jugada fue uno de los temas de las conversaciones que mantuvo con el entrenador Louis van Gaal días después del partido. "Le dije lo que no me gustó tanto", afirmó," y el me lo confirmó y acordamos en que la siguiente ocasión lo haría mejor."

Frente al Basilea ha llegado ya esa "ocasión". El segundo portero del Bayern no se siente, sin embargo, nada presionado. "Es más fácil jugar aquí que en el segundo equipo", declaró Kraft. Eso se debe a la gran experiencia de los compañeros. Kraft se siente cómodo en la Champions League, es su trampolín para futuras titularidades. "Intento recomendarme“, pues "me gustaría jugar cada fin de semana en la Bundesliga."