presentada por
Menú
"Increíble"

Los goles de Ribéry y Klose

Franck Ribéry no lo podía creer, una y otra vez golpeaba su frente con el dedo índice, primero a la derecha, luego a la izquierda para a continuación correr lleno de alegría, con los brazos abiertos, en dirección a Philipp Lahm, el encargado de hacer el centro que el francés, de cabeza, anidó en la red del Stuttgart –defendida por el arquero Sven Ulreich- luego de golpear la parte interior del travesaño. ¡Un gol de cabeza!

“!Increíble este Franck Ribéry! !Con la cabeza!” Esas fueron las palabras de un incrédulo y alegre Louis van Gaal al evaluar el gol que en el tiempo de adición determinó la victoria 6-3 del Bayern sobre el Stuttgart en los octavos de final de la Copa Alemana. En su partido 125 con el uniforme del club de Múnich el francés conseguía por primera vez un gol de cabeza, el número 33 en su cuenta personal.

Ese gol coronó también el cierre del año de Franck Ribéry, quien tuvo que afrontar en esta temporada muchos altibajos tras sufrir una lesión de la que logró recuperarse para el inicio del campeonato y luego, en la quinta fecha, regresar a la convalecencia por culpa de problemas en el tobillo que lo pararon durante dos meses permitiéndole reaparecer a mediados de noviembre en el partido contra el Nuremberg.

Desde entonces la estrella francesa parece haber recuperado su mejor nivel y en los últimos 4 partidos antes de la pausa invernal anotó 5 goles, entre ellos el de cabeza en Stuttgart, y sirvió tres. “Él está otra vez al 100 por ciento. Para nosotros es importante que él se llene de confianza, yo me alegro desde ya por una segunda vuelta con Ribéry y Robben” contó en entrevista con FCB.tv Christian Nerlinger.

Pensando en la gran forma de Ribéry, el entrenador van Gaal preferiría seguir jugando: “en los últimos días está anotando muchos goles, para él es una pena que ahora venga la pausa de invierno”. Otro jugador al que también le gustaría cancelar esas vacaciones es a Miroslav Klose.

El delantero de la selección alemana consiguió en Stuttgart su primer doblete en más de un año (goles en el minuto 52 y 86); en octubre del 2009, también en octavos de final de la Copa Alemana, Klose había anotado por última vez por partida doble (contra el Francfort) y ahora, en diciembre del 2010, se reportó de nuevo por todo lo alto luego de una larga baja por lesión.

A principios de octubre él había regresado de un partido de Alemania contra Kazajstán lesionado y desde entonces jugó por primera vez en Stuttgart el pasado fin de semana, donde repitió este miércoles poniendo de manifiesto su instinto goleador. Por eso él regresara muy motivado de las vacaciones y se marchará entusiasmado el 2 de enero a la concentración en Qatar.