presentada por
Menú
Decepción en el Bayern

'Nos hemos complicado nosotros mismos'

Desafortunadamente para el Bayern, el hombre del partido estaba en la portería local del Veltins-Arena. Con magníficas paradas ante Bastian Schweinsteiger (22’), Toni Kroos (34’, 38’ y 54’) y Mario Gómez (90’), se ganó Neuer los elogios de Beckenbauer y de su propio entrenador, Magath. Neuer además contó con la suerte como aliada, en el disparo de Schweinsteiger al travesaño, y las oportunidades de Gomez (31’) y Ribéry (43’) que se perdieron por poco.

Ya a la media parte “debía estar el Bayern 2-0 o 3-0 por delante” apuntó Van Bommel. “Si hubiéramos metido un gol, hubiéramos ganado seguro”, afirmó Philipp Lahm. Pero tras los 90 minutos, el marcador reflejaba un 2-0 para el Schalke. “Es una derrota increíble”, apuntó enfadado Louis van Gaal. “Hemos sido mejor equipo, creado muchas ocasiones, ocasiones clarísimas, pero no hemos marcado ningún gol. Estoy muy decepcionado”.

Con el primer disparo a puerta se adelantaba el Schalke por mediación de Jurado (58’). Minutos más tarde marcaba Benedikt Höwedes el 2-0 (67´). “Les he comentado en el descanso lo peligroso que es desperdiciar tantas ocasiones. Cuando perdonas tanto, el rival la mete a la primera que llega” dijo Van Gaal. “En el fútbol sólo cuentan los goles”.

Sin excusas

El Bayern no quiso justificar su derrota en su mala suerte o la buena suerte del Schalke –sus dos goles contaron con la ayuda de los postes-. “No debemos buscar excusas”, advirtió Jörg Butt, “hemos desperdiciado muchas ocasiones y encima hemos cometidos errores defensivos en la segunda parte. Por eso hemos perdido.” En el primer gol Breno resbaló (Van Gaal: “Estas cosas pasan”), y en el segundo Höwedes se encontraba totalmente solo.

En los últimos compases tuvo el Bayern en los pies de Gomez la posibilidad de llevarse un punto. Primero con un disparo que se perdió por encima de la portería local (84´), unos minutos más tarde, con un gol anulado por fuera de juego inexistente (89´) y en el minuto 90 otro disparo que nuevamente se topó con Neuer. Al final, un decepcionado Bayern se fue camino de los vestuarios, una imagen bastante común esta temporada cuando juega fuera del Allianz. Sólo una victoria ha celebrado el Bayern lejos de su estadio, únicamente seis puntos como visitante.

“Tenemos que darlo todo en Champions”

La caza del liderato se pone cada vez más imposible. Tras la victoria del Borussia Dortmund ante el Núremberg, el líder se coloca a 17 puntos del Bayern. “El Dortmund está ya muy lejos” admitió Van Gaal. “Va a ser muy complicado. Siendo realistas, debemos luchar por el segundo o tercer puesto.”

Tampoco Lahm quiere hablar de liderato. “No debemos obsesionarnos con el campeonato. Ahora debemos darlo todo en Champions. El Bayern se siente más cómodo en la Champions League” dijo el lateral derecho. Siete puntos son los que separan al Bayern del segundo clasificado, el Mainz.

“Mientras sea matemáticamente posible…”

“Nos hemos complicado nosotros mismos” se quejó Van Bommel sobre la marcha del Bayern en la Bundesliga. “Tras 15 partidos de los 34 que hay que jugar, uno no puede estar ya despidiéndose del campeonato”, explicó el capitán del Bayern. Christian Nerlinger hablaba en la misma línea: “Mientras sea matemáticamente posible, el Bayern no va a dar el campeonato por perdido.”