presentada por
Menú
Directivo, efectivo, persona

Noche de gala en honor a Hoeneß

“Sin palabras”, “increíble”, “la fiesta más bonita que he vivido desde que estoy en el FC Bayern”. A Uli Hoeneß se le pudo ver muy emocionado el viernes cuando tomó la palabra en el Postpalast muniqués. En torno a 500 asistentes acompañaron al homenajeado presidente del Bayern en la fiesta con motivo de su 60° cumpleaños, que fue el pasado 5 de enero.

“Contaba con muchos, pero un ambiente así en un marco como este, me quito el sombrero por logrado aquí. Gracias”, dijo emocionado el protagonista de la fiesta. “Estoy muy, muy orgulloso por ser el presidente de este club”, afirmó un Hoeneß muy emocionado. “Cuando veo todo esto, debo decir: todas aquellas visiones que tuve sobre como tenía que ser un club de fútbol se han cumplido.”

El Postpalast, engalonado al estilo Allianz Arena, ofreció el ambiente perfecto para celebrar toda la vida profesional del que es el directivo más exitoso del fútbol alemán. “Cuando veo este ambiente, esta atmósfera del estadio, debo decir: algo así sólo lo hay en el FC Bayern”, resaltó el ministro bávaro Horst Seehofer.

La cena de gala fue animada por el conocido moderador Thomas Gottschalk y los espectáculos de la artista de cabaré Martina Schwarzmann, los grupos musicales Alpin Drums y Silver Beatles.

Pero sin duda, el momento álgido de la noche fue el emotivo discurso pronunciado por el presidente de la junta directiva del FC Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, en el que relató muchas anécdotas hasta ahora desconocidas de los muchos años compartidos, y en el que describió especialmente al Uli Hoeneß más personal: “Eres el alma de nuestro club. Sobre el FC Bayern y tí se puede decir de todo excepto que no tiene alma y es aburrido.” Hoeneß sólo pudo responder al “gran discurso” de Rummenigge con un abrazo.

Hijo predilecto y copa Uli Hoeneß

Seehofer otorgó a Hoeneß (natural de Ulm), al que describió como “esencia de la entusiasmo”, el título de hijo predilecto de Baviera. Y de su FC Bayern, Hoeneß recibió un premio muy especial. “¿Qué se le puede regalar a un hombre tan privilegiado? Debe y tiene que ser algo especial y fuera de lo normal”, subrayó Rummenigge y reconoció “haber pensado mucho” al respecto con el resto de directivos. “Nuestro equipo jugará la próxima temporada la copa Uli Hoeneß ante un equipo internacional puntero en el Allianz Arena.”