presentada por
Menú
Un gol, dos autores

Robben regala su gol a Olic

Un gol, ¿dos autores? ¿no puede ser? ¡Pues claro! El sábado por la tarde en el Allianz Arena 69.000 espectadores fueron testigos de este hecho insólito. Primero se celebró el gol como un tanto anotado por Ivica Olic, después fue corregido por el speaker del estadio: Gol de Robben. La repetición no dejó lugar a dudas. El gol oficialmente fue para Robben: „Fue un gol de Ivis, aunque se haya anotado en mi cuenta goleadora“.

¿Qué hubiera pasado? Corría ya el tiempo de descuento en el encuentro en casa ante el Wolfsburgo, cuando Philipp Lahm sacó rápido una falta y el balón le llegó a Ivica Olic en carrera. El croata vio al portero del Wolfsburgo, Diego Benaglio, alejado de su portería y el „ojos rasgasdos“ Olic levantó ligeramente la bola desde la izquierda del área de penalty sobre Benaglio en dirección a la portería vacía. Botó una vez la bola en el área de 5 metros, y se lanzaron en plancha Felipe Lopes y Ricardo Rodriguez a por ella. En última instancia y con las piernas abiertas sacó Lopes sobre la línea de gol la bola, sin embargo Robben remató de nuevo con su barriga y chocando en el brazo, entró el cuero en la portería.

„Primero pensé que la pelota ya había sobrepasado la línea, explicó Olic. Después de ver las imágenes de televisión, pensó que Robben fue quien finalmente empujó la pelota a la portería. „Fue por muy poco. Bien que Robben estuviera allí“, dijo el delantero añadiendo un guiño a su comentario: „Sin embargo tuve suerte. Es mi primer gol en mucho tiempo“.

Lesiones dejadas atrás

Olic consiguió su último gol hace 5 meses. En aquel momento, a finales de agosto, marcó contra el Hamburgo, pero sin prácticamente motivos para celebrarlo. En su remate de cabeza sufrió un desgarro parcial en el tendón flexor de la cadera derecha y tuvo que parar 8 semanas. Y eso justo cuando celebraba su vuelta después de estar parado durante 9 meses por otra lesión (rodilla).