presentada por
Menú
'Espero mucho de mí'

Schweinsteiger quiere 'volver a ser pronto el de antes'

En la canción de cumpleaños para Uli Hoeneß fue el que más alto cantó. Y sobre el césped Bastian Schweinsteiger ya ha vuelto a mandar. El motor del FC Bayern regresó en el amistoso disputado ante el SC Al-Sailiya en Doha tras haberse perdido gran parte de la primera vuelta después de haberse fracturado la clavícula en el partido de Champions ante el SSC Nápoles.

“No fue una fase bonita. No podía hacer nada”, confesó Schweinsteiger este jueves. El segundo capitán también comentó: “Los plazos se han cumplido. Mucho mejor antes del parón que en abril, que es cuando se deciden los títulos.”

Ahora Schweinsteiger ha regresado por fin. En Doha no se ha perdido ningún entrenamiento. “Se le ve en forma y se divierte jugando”, resaltó el capitán Philipp Lahm. Su compañero Thomas Müller afirmó en una entrevista concedida a fcbayern.de: “Nos alegramos mucho por su vuelta.”

Schweinsteiger ha completado todas las sesiones sin dolores. “Me siento bastante bien”, reconoció. En algunos movimientos aún sigue sintiendo una “sensación extraña”. El internacional cree que es algo psicológico pues tiene aún una placa en su hombro que será retirada dentro de un año.

¿Un encontronazo con Van Buyten? ¡No, gracias!

El hueso está ya sano y no puede sucederle nada. “No debe tener más miramientos““, confirmó el técnico Jupp Heynckes. Incluso un encontronazo con Daniel van Buyten no debería suponer un problema para Schweinsteiger. “Ese sería la prueba más grande. Pero para ello me doy un poco más de tiempo”, comentó el jugador.