presentada por
Menú
Con empuje, fuerza defensiva y flexibilidad

El Bayern muestra un 'muy buen fútbol'

Parece que el frío no se marchará aún, pero el que ha reaparecido es el FC Bayern de Múnich. Con empuje, fuerza defensiva y alegría en el juego se impuso ayer 0:2 al VfB Stuttgart en los cuartos de final coperos. Por primera vez en 2012 los hombres de Heynckes mostraron su verdadera cara. “ Tuvimos un gran equilibrio entre el ataque y la defensa”, resaltó un sonriente Jupp Heynckes.

El juego del Bayern recordó a lo visto en el primer tramo de la temporada, en la que los muniqueses no conocieron la derrota durante 13 partidos consecutivos. Manuel Neuer sólo tuvo que intervenir ayer en una ocasión, en la segunda mitad tras disparo de Cacau. La defensa del Bayern, con Holger Badstuber y Jérôme Boateng como centrales, estuvo muy segura. “Hemos estado muy espabilados”, afirmó Thomas Müller.

Y no sólo en la retaguardia, también en el ataque generó el FC Bayern una gran cantidad de ocasiones. Dos de ellas acabaron en las redes: Franck Ribéry aprovechó una “fantástica combinación” (Christian Nerlinger) entre Rafinha y Müller (30´), y tras el paso por vestuarios, Mario Gomez aumentó la renta a los 32 segundos de la reanudación (46´). Heynckes confesó al respecto: “Nunca tuve la sensación de que no nos clasificaríamos para semifinales.”

Nerlinger, director deportivo del Bayern, animó al equipo a “poner la mira” también en los próximos partidos “en jugar de nuevo sin encajar ningún gol”. En ataque, prosiguió Nerlinger, “somos siempre muy peligrosos”. Y precisamente con el objetivo de encontrar de nuevo ese equilibrio entre ataque y defensa, Heynckes introdujo varios cambios en el once inicial.

Los ajustes surgen efecto

Toni Kroos como mediocentro organizador, Luiz Gustavo junto a Bastian Schweinsteiger en la posición de mediocentro defensivo. “Para mi equipo, con este tipo de jugadores, es mejor cuando un hombre más defensivo como Luiz Gustavo o Tymo se ocupan de la estabilidad por delante de la defensa. Ha funcionado excelentemente”, valoró Heynckes tras el partido.

Gustavo completó un “gran partido”. Al igual que David Alaba, que sustituyó al lesionado Schweinsteiger desde el minuto 17. Al joven jugador austriaco pareció no afectarle el frío, todo lo contrario, pues juegó “con mucha confianza y dinámico”, señaló un Heynckes al que especialmente le gustó el “fluido juego colectivo” y la “capacidad de sorprender”.

Continúa la racha goleadora de Gomez en Stuttgart

“Eso me ha gustado mucho. Imprimimos mucha velocidad, ocupamos muy bien los espacios y mostramos en gran parte un gran fútbol”, de esta forma resumió el técnico de 66 años el pase a semifinales. Los jugadores coincidieron con su entrenador. “Estuvimos en contínuo movimiento, hicimos muchas paredes rápidas, tuvimos mucha posesión”, declaró Franck Ribéry, quien junto a Kroos fue el máximo rematador del partido (7). Kroos dijo: “Nuestro juego en general fue muy flexible. Esta es la línea.”