presentada por
Menú
Octavos de la Champions

El FC Bayern aterriza en Basilea

El avión del FC Bayern despegó con un poco de retraso, a las 11.42 h, y 51 minutos más tarde, había aterrizado ya en el aeropuerto de Basilea, ciudad en la que el conjunto muniqués se medirá a la escuadra local en el partido de ida de los octavos de la Champions League.

“Todos esperamos que el equipo salga motivado y comprometido para encarrilar el pase a cuartos”, indicó el presidente de la junta directiva Karl-Heinz Rummenigge justo antes de embarcar en el vuelo charter de Lufthansa LH 2570, en el que viajaron 136 personas (compuesto por equipo, directivos, patrocinadores y aficionados). El capitán Philipp Lahm reclamó que “el equipo sea una piña” y añadió: “Queremos avanzar una ronda más. Para ello tendremos que salir airoso de Basilea.”

El técnico Jupp Heynckes no podrá contar este miércoles con los lesionados Bastian Schweinsteiger, Daniel van Buyten, Diego Contento y Breno. Entre los 19 jugadores desplazados a Suiza una nueva joya de la cantera: Emre Can. “Individualmente tenemos mejor equipo que el Basilea, no hay que ser adivino”, resaltó Rummenigge.

El directivo de 56 años, que acompaña al equipo junto a Karl Hopfner, Andreas Jung, el presidente Uli Hoeneß y el director deportivo Christian Nerlinger, recordó también que no se debe subestimar al FC Basilea y propuso jugar de manera “concentrada, no con arrogancia”. Rummenigge: “No hay que olvidar que el Basilea eliminó a un gran club como el Manchester United. Eso debe servirnos de aviso.”

1.800 aficionados del Bayern en las gradas

Por la tarde Jupp Heynckes, Mario Gomez y Toni Kroos participará en la rueda de prensa previa al partido y luego el equipo entrenará en un estadio St. Jakob-Park que contará con 1.800 aficionados del Bayern apoyando a los suyos este miércoles por la noche.

El FC Bayern espera poder lograr ante el líder de la liga suiza un buen resultado para la vuelta, que se disputará en el Allianz Arena el próximo 13 de marzo. Pese al decepcionante 0:0 cosechado en la última jornada liguera, ante el Friburgo, el FC Bayern ha viajado a Suiza con plena confianza. Las estadísticas hacen ser optimista: el Bayern ha ganado 6 de sus últimos 8 partidos en Champions como visitante.