presentada por
Menú
Llamamiento de Rummenigge

'Es un momento importante'

Fue un pequeño gesto, que por lo menos permitió acabar el miércoles de ceniza con algo positivo. Cuando el equipo apareció en el tradicional banquete tras lo partidos, fue recibido por patrocinadores y fans especiales con un aplauso. „Es una señal de que creen todavía en el equipo“, dijo Karl-Heinz Rummenigge poco después en su discurso, „es una señal de la grandeza del FC Bayern, de que la familia, también cuando las cosas se ponen difíciles, se mantiene unida para volver a salir de esa situación“, y entonces se dirigió a los jugadores: „Ahora, las próximas semanas, tenéis que responder al gesto que han tenido con vosotros“.

Apróximadamente 90 minutos después del decepcionante 1-0 en el encuentro de ida de octavos de final de la Liga de Campeones jugado contra el Basilea, el directivo estuvo muy tranquilo, pero muy claro. „Creo que es un momento importante de la temporada para el Bayern de Múnich“, dijo Rummenigge y recordó „los maravillosos momentos“ de la primera vuelta, cuando el equipo en la Champions terminó muy bien la fase de grupos y en la Bundesliga se proclamó campeón de invierno. „Uno se preocupa, piensa algunas cosas: ¿Qué ha pasado desde Navidad hasta ahora?“.

Porque tanto en la Bundesliga como en la Champions el FC Bayern ha tenido algunos tropiezos. „Tenéis que despertaros, tenéis que enfadaros“, dijo Rummenigge en dirección a los jugadores, „no tiene sentido salir al campo y pensar que las cosas irán solas - ¡eso no va a ser así! Ahora tenéis que jugar agresivos y lograr hacer como la consigna de Sepp Herberger: uno para todos y todos para uno. El domingo empezamos, señores“.

Han sonado las alarmas

El domingo el contrario en el Allianz Arena es el Schalke. „Necesitamos una victoria. Tenemos que luchar por conseguirla“. Enfatizó Jupp Heynckes, para el que tras los resultados de Basilea y de Friburgo (0-0), „han sonado las alarmas“. Aunque en el St. Jakob Park de Basilea el equipo lo hizo mejor. Franck Ribéry ya en el inicio del partido pudo en dos ocasiones haber adelantado al Bayern. „Si hubiéramos metido un gol, ahora no estaríamos así“, dijo Uli Hoeness más tarde.

El mejor jugador en el partido del equipo suizo, el portero Yann Sommer, salvó a su equipo no sólo ante los remates de Ribéry. „Si se analizan los noventas minuntos, lo más justo hubiera sido un empate“, opinó Heynckes, que estaba satisfecho con „la actitud y el compromiso“ de sus jugadores en el encuentro. Pero en la fase final del partido Valentin Stocker no perdonó un momento de falta de concentración por parte del Bayern y logró el gol de la victoria para el Basilea, que ya en la primera parte tuvo dos oportunidades que se estrellaron en los palos.

La vuelta en tres semanas

„Había ganas y la determinación, y estuvimos mejor que en los últimos partidos fuera de casa“, explicó Mario Gómez, „pero se notaba que no jugamos relajados, sino que nos influye la situación. Tenemos dejar eso a un lado“. Rummenigge hace un llamamiento al equipo: „Tenéis que aprovechar las tres semanas, para estar en mejor forma. Las próximas semanas tenemos que trabajar duro, para salir del fango“.

Dentro de tres semanas, el 13 de marzo, se disputa el partido de vuelta en Múnich. A pesar de la derrota „se puede conseguir“, enfatizó Rummenigge, para el que los cuartos de final todavía están al alcance. „Mi equipo y yo tenemos suficiente confianza en nosotros mismos, como para creer que le podemos dar la vuelta a la eliminatoria“, dijo Heynckes, que recordó: „después del partido se hacen las cuentas“.