presentada por
Menú
Cae Alemania

Ribéry gana el duelo a sus compañeros

Alemania, una de las favoritas para conquistar la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania, encajó una derrota inesperada a 100 días de que empiece el torneo. El combinado germano, que contó con importantes bajas como las de Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger perdió 1:2 (0:1) ante Francia.

Olivier Giroud (21´) y Florent Malouda (69´) marcaron para los visitantes en un Weserstadion de Bremen abarrotado por 38.700 espectadores. Cacau fue el autor del tanto de una selección alemana que acumula más de 25 años sin ganarle a los Bleus.

Tres jugadores del Bayern en el once alemán

De los seis convocados del Bayern Holger Badstuber, Jérôme Boateng y Toni Kroos fueron titulares; Thomas Müller y Mario Gomez empezaron desde el banquillo, aunque el canterano sustituyó al lesionado Andre Schürrle poco antes del descanso, mientras que el delantero del Bayern entró por Miroslav Klose en la segunda mitad. Manuel Neuer no disputó ningún minuto pues Tim Wiese defendió la portería alemana en su estadio (Werder Bremen).

En el bando francés, tal como era de esperar, Franck Ribéry fue titular en un Equipe tricolore que se adelantó en el 21 con un tanto de Giroud. Hasta ese momento y también luego, la selección alemana contó con las mejores opciones, pero ni Khedira (30´), ni Klose (32´/33´/41´), ni Badstuber (34´) pero tampoco Özil (45´) pudieron batir a Hugo Lloris. Los visitantes sólo pusieron a Wiese en apuros en un par de ocasiones (13´/15´).

Ribéry se lleva el duelo del Bayern

Tras el descanso, Badstuber y el ligeramente tocado Ribéry se quedaron en el banquillo. Alemania apretó buscando el empate, pero no tuvo suerte ante un rival letal de cara a puerta. Giroud (58´) y Valbuena (63´) perdonaron el 0:2, algo que logró Malouda en el 69. En el descuento Cacau (90´+1) estableció el 1:2 definitivo.

“No hay que sobrevalorar el partido, pero tenemos que preguntarnos porque jugamos tan descuidada. Hicimos muy poco detrás. Eso fue un poco indisciplinado”, indicó Thomas Müller tras la primera derrota encajada por Alemania desde el 1:2 ante Australia en marzo de 2011. Francia, por su parte, ha ampliado la racha de imbatibilidad ante Alemania (25 años), algo que alegrará especialmente a un Franck Ribéry que se ha impuesto en el duelo particular a sus compañeros del Bayern.