presentada por
Menú
Semifinal de copa

A una victoria de Berlín

El FC Bayern guarda muy buenas sensaciones del reciente partido disputado ante los 74.000 espectadores del Olympiastadion de Berlín, donde se impuso el sábado con un claro 0:6 (0:3) al Hertha. El equipo muniqués espera regresar a la capital alemana en siete semanas y media para disputar la final de copa. Para ello será necesario imponerse en la semifinal al Borussia en Mönchengladbach este miércoles (desde las 20.15h en el FCB-Liveticker).

“Sabemos lo bonito que es en Berlín. Queremos estar en la final de copa”, indicó el capitán del Bayern, Philipp Lahm, en la previa del tercer duelo de la temporada ante el Gladbach. En los dos choques anteriores el Bayern cayó derrotado (0:1 y 3:1), ahora sólo vale la victoria para disputar la 18ª final de copa.

“Queremos olvidar las dos derrotas sufridas ante el Gladbach en la Bundesliga”, indicó el técnico Jupp Heynckes, quien aún no ha conquistado el título copero en su dilatada y exitosa carrera. Su equipo saltará al Borussia-Park, estadio en el que el Gladbach lleva un año sin perder, con mucha confianza tras las tres últimas victorias y los 20 goles a favor.

Aunque en el FC Bayern nadie espera un festival goleador como los mostrados en los últimos compromisos. “Seguramente no será un 0:6 o un 0:7”, advirtió Arjen Robben, quien además conoce el potencial del rival: “Gladbach es un equipo muy bueno a la contra. No podemos permitirnos ningún error. No debemos regalar de nuevo goles tral como hicimos en el primer partido de la segunda vuelta que acabó 3:1. Le seguiríamos su juego.”

Regresa Olic, Schweinsteiger baja

La idea es “seguir en copa” (Toni Kroos) con la línea mostrada en la Bundesliga, es decir, encarrilar la victoria con un gol tempranero. “Tendremos que aprovechar nuestras ocasiones con frialdad y no dejar huecos atrás”, afirmó Robben. Lahm añadió: “Los últimos partidos me dan confianza. Fue muy, muy bueno como jugamos como equipo, como jugamos juntos. Así tenemos que actuar también en Gladbach.”

Heynckes no tiene motivos, por tanto, para alterar el once empleado en los últimos tres partidos. Bastian Schweinsteiger tampoco estará disponible el miércoles debido a una irritación en el pie. El canterano de 27 años seguirá trabajando en su recuperación. El que si regresa es Ivica Olic, que viajará con los otros 19 convocados a Mönchengladbach.

El Gladbach optimista

En las filas del Borussia todo apunta a que el internacional sub 21 Patrick Herrmann, que le marcó al Bayern dos tantos en el último partido entre ambos, podrá jugar tras haberse recuperado de una fractura de clavícula. “Completé los últimos entrenamientos sin problemas y no tuve molestias”, afirmó el extremo. El Borussia afronta el encuentro con optimismo tras el 1:2 cosechado en su visita al Bayer Leverkusen. “No hay mejor preparación que una victoria”, recalcó el director deportivo Max Eberl.

“Ahora hay otros síntomas distintos a los de agosto o enero. El Bayern está más estable. Tiene la clase de la selección alemana más Ribéry y Robben”, señaló el entranador Lucien Favre. Aunque Eberl lo dejó claro: “Queremos hacer posible lo imposible e imponernos por tercera vez al Bayern en esta temporada.”