presentada por
Menú
'Fútbol en su perfección'

El Bayern entre la euforia y el realismo

Para Jupp Heynckes fue el “partido perfecto”, Uli Hoeneß lo encontró “soberano y sensacional”, Thomas Müller lo definió como una “pequeña tromba” e incluso el delantero del Basilea, Alexander Frei, habló de “fútbol en su perfección”. El Bayern logró ayer la clasificación para los cuartos de la Champions League con un espectacular 7:0 (3:0) ante el FC Basilea en el partido de vuelta de octavos de final.

“Hoy hicimos un gran partido desde el primero hasta el último minuto”, recalcó Heynckes tras la segunda goleada en cuatro días. “ Hemos demostrado que no nos pusimos nerviosos y que queríamos clasificarnos para cuartos.” También el director deportivo del club bávaro, Christian Nerlinger, reconoció que el equipo “jugó de manera convincente y ganó merecidamente”.

El Basilea había viajado a Múnich con muchas esperanzas tras el 1:0 de la ida y en los primeros minutos opuso resistencia en un Allianz Arena repletro por 66.000 espectadores. El equipo suizo intentaba desbaratar el juego de creación del Bayern y contraatacar con velocidad. Pero esa estrategia les duró hasta que Arjen Robben inauguró el marcador en el minuto 10.

“Me ha gustado especialmente que fuimos muy inteligentes tras el 1:0, jugamos un fútbol muy tranquilo y acertado. Tuvimos un reparto del espacio muy bueno y movimos siempre el juego”, resaltó Heynckes y alabó el trabajo de sus hombres: “Hicimos lo que habíamos planeado.”

Thomas Müller, que logró el importantísimo 2:0 (42´) poco antes del descanso, indicó: “Hemos empezado bien, continúamos bien y luego aceleramos.” Mario Gomez (44´) dejó “todo decidido” (Hoeneß) en la primera mitad con el primero de sus cuatro goles e hizo estallar de alegría al Allianz Arena. “Espectacular”, así definió Hoeneß el ambiente vivido ayer en el estadio muniqués, el capitán Lahm añadió al respecto: “El ambiente fue sensacional. Eso contagió al equipo.”