presentada por
Menú
'Una sensación estupenda'

El Bayern estará en la 'fiesta' de Berlín

Los espectadores del estadio y aquellos que lo vieron por la televisión seguramente se frotaron los ojos cuando vieron al jóven David Alaba, 19 años, encaminarse hacia el área para asumir el primer lanzamiento de la tanda de penaltis y, sobre todo, transformarlo con frialdad. Ese fue el primero de una tanda de penaltis inmaculada del FC Bayern: tras Alaba, Franck Ribéry, Philipp Lahm y Toni Kroos marcaron, mientras que Dante falló y Havard Nordtveit estrelló su disparo contra Manuel Neuer.

Con el 2:4 en los penaltis y la victoria en semifinales de copa ante el Borussia Mönchengladbach, la alegría en las filas del Bayern no podía frenarse. “Es una sensación estupenda. La alegría es enorme”, afirmó Mario Gomez; el director deportivo del Bayern, Christian Nerlinger añadió: “Estamos muy contentos por haber alcanzado nuestro sueño de jugar en Berlín.”

Pero no fue nada fácil. El tercer clasificado de la Bundesliga, el Gladbach, ofreció una gran resistencia, tal como ya había hecho en los dos partidos ligueros. El Bayern logró a la tercera, tras dos derrotas (0:1 y 3:1) la victoria. Y muy merecida. Toni Kroos (6´), Gomez (15´) o Arjen Robben (49´) podrían haber marcado ya el gol de la victoria durante los 90 minutos reglamentarios.

“El único pero que puedo ponerle a mi equipo es haber desaprovechado esas ocasiones. Por lo demás hemos ofrecido un gran rendimiento”, recalcó el técnico Jupp Heynckes. Nerlinger también destacó la actuación “muy compacta” del conjunto muniqués y el hecho de haber jugado al mismo nivel la prórroga: “Mostramos que estamos en una gran forma.”

Pese a la superioridad del FC Bayern (19:11 en tiros a puerta), el Gladbach también disfrutó de una gran ocasión en los pies de Marco Reus (81´) para llevarse el partido. Y entonces apareció Neuer. “El Gladbach tuvo mucho peligro”, resaltó Nerlinger. Heynckes habló de una “lucha copera extraordinaria entre dos equipos muy buenos”, y Neuer se mostró en la misma línea: “Resulta muy complicado jugarle al Gladbach. Tenemos que estar contentos y satisfechos con nuestro rendimiento.”

Y después de que ambos conjuntos tampoco marcaran en la prórroga, los once metros entraron en escena. “Pura cuestión de suerte”, así describió el guardameta Neuer la tanda de penaltis. Alaba se mostró muy seguro. “ El entrenador me preguntó y no dudé ni un segundo en tirar el penalti”, relató el jóven austriaco, quien contó con el reconocimiento de sus compañeros. Ribéry dijo al respecto: “David sólo tiene 19 años, es joven. Estoy muy contento por él.”

18ª final copera

Pero también el propio Ribéry, Lahm y Kroos se mantuvieron fríos en la caldera del Borussia Park. “Nuestros lanzadores son muy seguros, tienen una gran técnica tirando penaltis, tal como se ha visto”, aclaró el capitán Lahm. Una ruleta que cayó del lado del Bayern. Neuer también aportó su grano de arena deteniendo el lanzamiento de Nordtveit.