presentada por
Menú
'Un gran reconocimiento'

El Bayern logra un 'resultado de ensueño'

Un pequeño canapé y a las habitaciones. “Antes, cuando ganábamos 0:2 en la copa de Europa se descorchaban varias botellas de champán”, comentó Karl-Heinz Rummenigge durante la cena en el hotel de Marsella. Pero para el FC Bayern no hay tiempo para fiestas a finales de marzo de 2012. “Queridos jugadores, aún queda mucho trabajo por hacer. Al final, cuando haya pasado todo, esperemos que podamos festejar”, añadió Rummenigge. Eso será a principios y mediados de mayo, pero las bases hay que ponerlas ahora.

El FC Bayern ya es finalista en copa, marcha segundo en la Bundesliga y desde el miércoles “ha abierto bastante la puerta de las semifinales” de la Champions League, tal como resaltó el propio Rummenigge tras el 0:2 (0:1) cosechado ante el Olympique de Marsella en el duelo de ida de los cuartos de final de la Champions. “Hemos disfrutado de esta noche. He de hacer un gran reconocimiento al equipo.”

Mario Gomez (44´) y Arjen Robben (69´) fueron los autores de los tantos en la noche de ayer. El director deportivo, Christian Nerlinger, habló de un “resultado de ensueño”, mientras que el técnico Jupp Heynckes afirmó: “Fue una victoria merecida y, a excepción de algunos momentos, una actuación soberana de mi equipo.” Arjen Robben, autor de un tanto y una asistencia, supuso “un gran paso”.

Pero también mucho trabajo, pues el Bayern sufrió especialmente en la primera mitad el poderío físico y la agresividad del cuadro galo. Loic Remy pudo adelantar al Olympique en los primeros minutos (7´), pero “afortunadamente” no ocurrió, tal como resumió el capitán Philipp Lahm. En la fase inicial “perdimos muchos balones y nos hicieron varias contras”, señaló Jérôme Boateng.

El gol de Gomez llegó en un momento psicológico, poco antes del descanso. “Fue una liberación”, reconoció Boateng. Mientras el técnico del Marsella, Didier Deschamps, también destacó con tono amargo la importancia del tanto (“Nos hizo mucho daño.”), Heynckes se mostró muy contento con el undécimo tanto de Gomez en Champions: “Llegar arriba con dos o tres toques, ese juego vertical y directo, esto es lo que tenemos que hacer aún mejor en las próximas semanas.”

Tras el paso por vestuarios, el Bayern encontró los espacios con más facilidad. “Los aprovechamos bastante bien”, declaró Lahm. Nerlinger alabó la “claridad” con la que actuó el FC Bayern en una segunda parte, en la que Robben aumentó la ventaja al finalizar “una gran pared con Thomas Müller” (Heynckes). Con este resultado, el FC Bayern afronta el duelo de vuelta de cuartos con muchas garantías.

Ribéry pide máxima concentración

Pese a la ventaja, los jugadores y directivos del Bayern quieren evitar cualquier tipo de relajación: “Lo importante es dar el segundo paso hacia las semifinales con respeto y concentración, en ellas tenemos un 99% de posibilidades de encontrarnos con el Real Madrid”, resaltó Rummenigge durante la cena. Franck Ribéry, que fue abucheado por los hinchas locales y coreado por los aficionados del Bayern, subrayó: “No debemos pensar que jugaremos contra el Real- ¡no, no!” El francés solicitó “concentración total y disciplina”.

Bastian Schweinsteiger, que regresó a una convocatoria tras haber sido baja en los 3 últimos partidos, también frenó la euforia. Aún no hay nada decidido: “Ya marcaron tres goles en Dortmund. Hay que tener cuidado y saltar al campo concentrados.” Aunque él no podrá estar por acumulación de amarillas. “Para mí no es nada bueno. En este momento me alegro con cada minuto de juego.”

Demasiadas tarjetas