presentada por
Menú
184° derbi bávaro

El Bayern quiere ampliar la racha en Núremberg

La óptima relación entre carga y recuperación juega un rol muy importante en la preparación y en los entrenamientos. El organismo necesita un cierto tiempo de regeneración tras una continuada carga (deportiva). Mantener el equilibrio entre ambos es el gran desafío para Jupp Heynckes a estas alturas de la temporada, con dos partidos cada tres días.

“Casi no tenemos tiempo para recuperar porque pasamos de una competición a otra. Eso hace todo más complicado”, resaltó el técnico del Bayern tras el 0:2 cosechado por su equipo en la ida de los cuartos de final de la Champions League ante el Olympique de Marsella. Y sólo tres días después llega el 184° derbi bávaro ante el 1. FC Núremberg (sábado desde las 15.15h en el FCB-Liveticker y la radio online de FCB.tv). El Bayern espera quiere mantener la presión sobre el líder, el Borussia Dortmund, con una victoria en un campo que se le resiste desde 2005.

“Nos centramos en nuestros partidos. Todo lo demás no lo tenemos en nuestra mano”, afirmó Heynckes, quien además abogó por apretar en este último tramo. “Uno tiene que ir hasta el límite. Es algo que pertenece a nuestra profesión. Con partidos cada tres días, entrenas poco y recuperas mucho”, reconoció Thomas Müller. Afortunadamente el Bayern cuenta con “un departamento médico muy bueno. Se ocupan de todo. Por eso estamos en forma en cada partido.”

Buen ejemplo de ello pudo verse este viernes, pues gran parte de la plantilla fue tratada por los fisioterapeutas, mientras que el resto de compañeros trabajaba sobre el césped. “Hasta ahora los jugadores se han centrado y han recuperado hasta el punto necesario. Por eso tengo confianza para el sábado”, subrayó Heynckes en la previa del duelo ante el 11° clasificado, cuadro que “no quiere unirse a la lucha por evitar el descenso. En Núremberg será muy difícil. Pero tenemos bastante calidad como para ganar allí.”

Sólo vale ganar

“Lo más importante es traernos los 3 puntos, da igual como”, confesó Manuel Neuer antes de viajar a Núremberg. Allí el Bayern espera ampliar la racha de 5 victorias consecutivas, tal como recalcó el director deportivo Christian Nerlinger: “Hay que mantener una alta concentración, eso es lo importante. Nos esperan entre cuatro y cinco semanas muy exigentes, tanto a nivel físico como mental. Pero el equipo sabe que puede lograr muchas cosas este año. Y por eso estoy convencido de que el sábado en Núremberg continuaremos como en las últimas semanas”.

“No infravaloraremos al rival. Será un partido complicado”, dijo Karl-Heinz Rummenigge. “ Intentaremos ganar para que la distancia con el Dortmund no aumente.” Para el capitán Lahm “sólo vale ganar, eso esta fuera de dudas”. Aunque Thomas Müller recordó que “tras un buen partido en la Champions League, una visita a un equipo de la Bundesliga que lucha mucho y muestra mucha pasión será una tarea complicada.”

El Núremberg ha “hecho los deberes”

En Núremberg hay ganas de derbi, pese a situarse a cuatro puntos del descenso tras las tres derrotas consecutivas en liga. “Siempre es algo distinto a un partido normal de la Bundesliga”, afirmó el técnico Dieter Hecking, que contará con la baja del delantero Alexander Esswein (ruptura del ligamento interno de la rodilla). Todo indica a que el checo Tomas Pekhart le reemplazará. El resto del once podría ser el mismo que cayó en Stuttgart la semana pasada (1:0).

“No veo ningún motivo para cambiar”, aclaró el técnico del Núremberg y añadió: “Hemos hecho nuestros deberes. Sabemos lo que nos llega.” Ante el Múnich, prosiguió, se necesita “pasión, valor y disciplina.” “Queremos sumar algún punto a nuestra cuenta y no simplemente observar el partido como en el partido de ida” En octubre, el Núremberg perdió 4:0 ante el Bayern. Este sábado también valdría un 0:1 para luego seguir recuperando.