presentada por
Menú
Primer alemán que marca 4 goles

'Goal-mez' completa un 'partidazo'

Fintas, bicicletas y un arranque de la segunda mitad imparable. Además por allí andaba Franck Ribéry. El extremo francés del Bayern asistió en tres ocasiones y en el centro del área apareció Gomez para concluir la jugada marcando (50´, 61´, 67´). “Goal-mez”, tal como lo apodó esta miércoles el rotativo inglés The Sun marcó tras la reanudación el 4:0 con la derecha, el 5:0 de cabeza y el 6:0 con la izquierda.

No hay que olvidar que el atacante del Bayern había marcado en el 44 de la primera parte el tercero del 7:0 que logró ayer el equipo muniqués ante el FC Basilea en la vuelta de los octavos de la Champions League. De esa forma Gomez se convirtió en el primer jugador alemán que ha marcado cuatro goles en un partido de la Champions League. “Increíblemente espectacular, me alegro mucho por él”, afirmó su compañero Arjen Robben. Thomas Müller añadió: “Ha hecho un partidazo”.

Gomez, que hace dos semanas fue “levemente silbado” (Heynckes) al ser sustituido durante el encuentro ante el Schalke, dio todo un recital en la noche del martes. Y es que Gomez marca, marca y no se cansa de marcar. Con diez goles en Champions, acecha al máximo realizador de la competición, la estrella del Barcelona Lionel Messi (12). Sólo Ruud van Nistelrooy y Messi presentan una mayor efectividad en la máxima competición continental. Gomez ha marcado 18 goles en los últimos 13 partidos disputados en la Champions: espectacular.

“Me alegro especialmente por Mario. Varios de los goles de hoy no los marca cualquiera”, destacó Jupp Heynckes, quien indicó que un delantero vive de la confianza y la seguridad. Algo que recuperó Gomez la semana pasada ante el Hoffenheim (7:1). “Las últimas semanas no fueron fáciles. Si no juegas tan bien estando en el Bayern, entonces te pegan un buen tirón de orejas”, recordó Gomez.

Además de haber disputado un partido redondo, el delantero contó con el buen hacer de sus compañeros, especialmente de Ribéry. El francés fue una pesadilla para Markus Steinhöfer y regaló tres asistencias de manual. Robben, por su parte, logró su primer doblete en Champions League y asistió a Müller en el 2:0. “Jugamos en tromba”, así resumió Uli Hoeneß el encuentro.

Robben fue imparable en los primeros minutos y abrió el marcador en el 10. “ Así es un placer”, comentó el holandés, quien se acerca ya a su mejor estado de forma, aunque avisó: “Incluso aunque suene extraño: todavía no soy el de antes. Cada vez voy a más.”

Müller se quita un peso de encima