presentada por
Menú
Nostálgico Van Buyten

'Me habría encantado jugar en Marsella'

Daniel van Buyten fue el primero en abandonar el vestuario del Allianz Arena. El central se marchó sonriente tras haber felicitado a sus compañeros tras la importante victoria lograda ante el Hannover 96. Pero además había otro motivo de tanta felicidad: por fin puede andar sin utilzar las muletas. “Durante siete semanas era impensable. Fue bastante estresante”, declaró el jugador belga, quien se fracturó dos huesos metatarsianos hace dos meses en Gladbach.

Van Buyten fue operado y se le implantó una placa metálica que fue retirada a inicios de este mes. Ahora Van Buyten encara su fase de recuperación. La carga será incrementada proporcionalmente, es decir, el central deberá tirar de paciencia. Para empezar tendrá que realizar ejercicios de equilibrio y correr sobre una cinta con reducción de peso.

Evita marcarse una fecha exacta para regresar

“Casi no pude andar en siete semanas y peso menos de 60 kilos. Por eso necesito tiempo”, comentó un Van Buyten que no quiso poner fecha para su reaparición. Todo dependerá de como reaccione el pie. El defensa de 34 prometió aún así: “Haré todo para poder regresar lo más pronto posible y así disputar algún partido esta temporada.”

Pero no este miércoles ante su ex club, el Olympique de Marsella (2001-2004), en la Champions League: “Me habría encantado jugar allí, Pero sé que es imposible.” Van Buyten recuerda con cariño su paso por el conjunto del sur de Francia: “Quizás viaje con el equipo, pero dependerá de si puedo o no entrenar allí. Ya veremos.”

Van Buyten sigue atentamente las evoluciones del Olympique: “En estos momentos no tienen una buena fase, pero también están teniendo mala suerte. Siempre es peligroso medirse a un equipo así.” Para el Marsella, el doble duelo de cuartos ante el FC Bayern supone “el momento más destacado” que aún le queda al equipo francés en esta decepcionante temporada. Por eso el Bayern tendrá que “estar con ojo avizor”.

“Un nivel por encima del Basilea”