presentada por
Menú
"Seria exhibición"

Bayern cierra con éxito en casa

“Gracias por su excelente apoyo en la temporada 2011-2012”. Este fue el mensaje que los jugadores le enviaron a la afición a través de una enorme pancarta que exhibieron al término del último partido en casa a los 69.000 espectadores presentes en el estadio. El ambiente en el Allianz Arena, en esta tarde soleada de primavera, no pudo ser mejor, la tribuna fue una fiesta que permanentemente celebró con sus coros el acceso a la final de la Champions League. Para redondear la faena se derrotó al Stuttgart por 2-0 (1-0) de forma más que merecida.

“Fue una seria exhibición” dijo el director deportivo Christian Nerlinger al tiempo que anunció que el próximo sábado, en Colonia, para el cierre de la temporada, “es de esperar algo similar”. Nerlinger destacó que pese a la electrizante decisión con cobros de penaltis del miércoles en la semifinal de Champions League, contra Real Madrid, el equipo “jugó muy concentrado, y los jugadores que este campeonato no han tenido demasiados minutos respondieron a la altura”.

El entrenador Jupp Heynckes enfrentó al Stuttgart, que en los más recientes 10 partidos se conservaba invicto, con algunas modificaciones para poder darle un breve descanso a los héroes de Madrid tras los exigentes 120 minutos para el cuerpo y la mente. Manuel Neuer, Franck Ribéry y Jerome Boateng no fueron nominados para el partido, y Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y Arjen Robben iniciaron como suplentes.

Aún así, el Bayern fue “el mejor equipo en la cancha desde el inicio”, como analizó Mario Gómez, “sin que se notará que habíamos jugado un partido tan exigente el miércoles anterior”. Gómez anotó en el minuto 32 su gol número 26 esta temporada, gracias a un pase generoso de Thomas Müller, quien fue el encargado de conseguir el definitivo 2-0 en el minuto 90 + 2, que es su primer tanto en la Bundesliga en dos meses.

“Hace bien, después del enorme logro del miércoles, también cumplir con nuestros deberes en casa y entregarle a la afición un buen partido con victoria. Stuttgart tuvo también sus opciones”, opinó Müller. El equipo visitante, el más goleador (37 anotaciones) en la segunda vuelta del torneo, esta vez se fue en blanco, en parte por la gran actuación del portero Joerg Butt, que en su partido 387 en la Bundesliga, probablemente el último que juegue, mantuvo invicta la valla del Bayern.

“Él salvó la victoria” aseguró Gómez, y Müller consideró que Butt “atajó de manera formidable”. El arquero, “con dos grandes paradas” (Heynckes), evitó las claras oportunidades de Shinji Okazaki (minuto 36) y Veda Ibisevic (minuto 38), que justificaron la sonoridad con la cual el público coreó su nombre.

But espera poder coronar su despedida

“En la primera parte el equipo permitió que los jugadores del Stuttgart disfrutaran de algunas libertades solamente para que yo tuviera la oportunidad de intervenir y hacer algo” bromeó Butt al hablar de su despedida, no si agregar, en serio, que quiere coronarla “el próximo 19 de mayo”.

La temporada termina, sólo restan tres partidos: Colonia, Dortmund y Chelsea en las próximas tres semanas. “Hay que concentrarse ahora en el Colonia, luego vendrá la final de la Copa Alemana y entonces cerramos con la Champions League” ordenó Nerlinger las prioridades. Mario Gómez, entretanto, se alegra de “las bellas semanas que nos esperan”.