presentada por
Menú
'Igual de bien que en otoño'

Hoja de ruta: celebrar, cambiar, seguir ganando

Tras el pitido final los espectadores dedicaron una ovación cerrada, siendo Ivica Olic uno de los más coreados. Karl-Heinz Rummenigge también destacó el partido de sus jugadores: “El equipo se merece los elogios. Ha hecho un gran partido, lo ha controlado en todo momento y se ha clasificado merecidamente para semifinales”, indicó el directivo del Bayern tras el 2:0 (2:0) ante el Olympique de Marsella que confirmó la clasificación del club muniqués para las semifinales de la Champions League. “Ahora es realmente divertido para los espectadores. Prácticamente igual de bien que en otoño”, resaltó Uli Hoeneß.

Y es que el Bayern demostró su poderío ante los 66.000 espectadores que acudieron al Allianz Arena al lograr su 8ª victoria consecutiva. Por si no estaba ya claro con el 0:2 de la ida, Olic certificó el billete a semifinales con un doblete (13´/37´) en una primera mitad en la que sólo Steve Mandanda y el palo (33´) evitaron una goleada mayor.

“Jugamos un fútbol sensacional”, afirmó Hoeneß, “el equipo vuelve a tener confianza y juega muy homogéneo, corren mucho.” Jupp Heynckes destacó “la superioridad de los suyos”. El único punto negativo fue que el Marsella pudo haberse adelantado en el minuto 12. “Eso hubiera sido un poco incómodo”, admitió Toni Kroos, “pero después del 1:0 y del 2:0, bajamos un poco el ritmo para ahorrar fuerzas.”

Heynckes rotó y dio descanso a Mario Gomez y Arjen Robben, aunque no especuló con los cuatro jugadores apercibidos de sanción: Boateng, Kroos, Gustavo y Müller. Ninguno de ellos fue amonestado y estarán en las semifinales. “Lógicamente en esta fase es muy importante que todos puedan ir a tope”, declaró Hoeneß y añadió: “Jupp Heynckes lo está haciendo muy bien con las rotaciones.”