presentada por
Menú
Fachada, prensa, césped

El Allianz Arena preparado para la final

Todo aquel que haya pasado por el Allianz Arena en estos últimos días, se habrá podido hacer una idea de como lucirá el estadio muniqués en la noche de la final de la Champions-League. Desde el sábado pasado y de 21 a 24h el estadio del FC Bayern está iluminado con los colores de la Champions League.

Pero las reformas necesarias para celebración de la final se llevan planificando desde hace más de un año. Todo arrancó el 28 de mayo de 2011, día en el que Wembley acogió la final de la pasada temporada. Entonces ya se sabía que Múnich albergaría la próxima gran final. Un día después se llevó a cabo una reunión entre todos los responsables. A inicios de este año comenzó la fase de reformas que fue concluída este sábado: desde ese día la UEFA gestiona el Allianz Arena. Un día antes de la final, el 18 de mayo, debe estar todo listo.
A primera vista resalta la nueva iluminación existente en la fachada y los cambios en la rotulacón del nombre del estadio. Allianz no es patrocinador de la UEFA y por eso está cubierto con una bandera de la UEFA. En la explanada adyacente al estadio pueden observarse muchas banderas con los colores de la UEFA: azul, turquesa y verde.

Nuevas mesas, nuevos estudios

Pero la mayoría de los cambios se han llevado a cabo en las zonas de prensa. La UEFA ha concedido más de 2000 acreditaciones para la final, la mayoría de ellas para periodistas televisivos. ¡La presencia de televisiones dobla a la habida durante el mundial 2006! Además habrá 600 periodistas de prensa escrita, 100 de radio y 200 fotógrafos.
Y para garantizarles unas óptimas condiciones laborales, se han hecho numerosas reformas y se han ampliado las mesas y los estudios de televisión. Además a las afueras del estadio las televisiones dispondrán de 8000 m2 para sus unidades móviles.

El césped será el mismo

Además en los aparcamientos de autobuses se ha establecido una zona de más de 13.000 m2 en la que se alojará la llamada Champions Village (para los 6.000 invitados de la UEFA, patrocinadores, VIPs...). En en el interior del estadio se han creado los puntos de hospitalidad, en la que se los asistentes al recinto recibirán todo tipo de informaciones.

¿Y el césped? Será el mismo sobre el que el FC Bayern ha estado jugando toda la temporada, y que fue plantado el pasado en junio del año pasado. El último partido se disputó el 6 de mayo (TSV 1860 München - Alemannia Aachen) y dos semanas más tarde presenta un estado sensacional, como una alfombra. ¡Todo listo! ¡El Allianz Arena está preparado para la gran final!