presentada por
Menú
El deseo de Rummenigge

El Bayern tras la senda del 2001

No hubo un juramento como en 1999, pero el haber perdido una final también podría ser la base de un gran triunfo mañana. “Ya perdimos una vez este título, ahora estamos aún más motivados”, comentó Philipp Lahm recordando la final de la Champions-League de 2010 (0:2 ante el Inter de Milán), “nuestra creencia en que podemos ganar el título es aún mayor que hace dos años.”

En 2001, el Bayern pasó página al drama del último minuto de Barcelona con la victoria de Milán. Ahora podría repetirse la historia, tal como ya propuso Karl-Heinz Rummenigge en la cena posterior a la final de 2010. “Deseo que en 2012 quizás podamos estar de nuevo en la final y la ganemos”, dijo el directivo del Bayern aquella noche en Madrid, y añadió: “hagamos como en el 99. Los jugadores estaban hundidos y tras las vacaciones se levantaron de nuevo y empezaron otra vez de cero.”

El equipo que sufrió en Barcelona la madre de todas las derrotas “se unió y dijo: ¡Tenemos que conseguirlo! ¡Tenemos la calidad! Y teníamos a las personas correctas, que querían y que dijeron: ahora”, recordó el ex capitán del FC Bayern, Stefan Effenberg. Para Uli Hoeneß “la base” del triunfo de 2001 fue la derrota de Barcelona dos años antes: “La noche posterior se llevó acabo ese juramento: ¡Lo lograremos otra vez!”