presentada por
Menú
Fin de temporada (I)

En Colonia, nada de bromas

Tres partidos, tres victorias, ese es el objetivo que se ha planteado el Bayern para cerrar la temporada y por ello, este sábado contra el Colonia, no se vendrá con bromas en su último partido de la Bundesliga antes de las dos grandes finales: la de la Copa Alemana contra el Dortmund (mayo 12) y la de la Champions League, en casa, ante el Chelsea (19 de mayo). “Vamos a hacer un corte limpio, 100 por ciento serios y decididos” anunció Mario Gómez.

“Por supuesto que vamos a Colonia a ganar, tenemos un deber con los demás ya que para algunos hay mucho en juego, para Colonia, por ejemplo, el partido es de vida o muerte” contó Gómez refiriéndose a la necesidad de los anfitriones de obtener un resultado que les garantice superar al Berlín en la lucha por el descenso directo a la segunda división, conquistando la posición 16, que permite jugar un partido extra para defender el cupo en la primera división alemana.

Colonia, con una victoria, que no obtiene hace ocho partidos, defendería con éxito su posición. De no lograrla, en caso de que el Berlín derrote al Hoffenheim, se verá en dificultades, por eso, según David Alaba, hay que esperar “un equipo que se presentará de acuerdo a las circunstancias en las que se encuentra”.

Podolski en duda

El entrenador del Colonia, Frank Schaefer, declaró como lema del partido “mostrar ambición, nada de lamentarse”; su equipo debe acordarse de aquel partido contra el Bayern que perdía 0-2 y al final ganó por 3-2. “Eso se puede, ya lo hemos mostrado”, dijo el entrenador, quien aún no sabe si podrá contar con su estrella Lukas Podolski. El nuevo jugador del Arsenal a partir de la próxima temporada quizás no pueda despedirse en la cancha de su público por culpa de una infección intestinal.

“Va a ser apretado ese juego” anunció Mario Gómez. El Bayern, que ya tiene asegurado el segundo puesto del campeonato, quiere despedirse con un triunfo de la Bundesliga para llegar con ritmo ganador a la final de la Copa Alemana en Berlín. “Hay una diferencia si uno llega a un partido importante con una victoria o con una derrota a cuestas; eso lo vimos en Madrid, en la semifinal de la Champions League, luego de vencer al Bremen” explicó Gómez.

Por el trofeo de goleador y la distinción de mejor defensa

La lucha por el trofeo de goleador también anima el partido, y para Gómez es muy importante ya que se encuentra en medio de una disputa por obtenerlo con el atacante holandés del Schalke, Klas-Jan Huntelaar. “Yo quiero anotar contra el Colonia, ganar y ver que me queda a mí al final” contó el actual máximo artillero de Alemania, para quien, según sus palabras, ceder la distinción no representa “ningún problema”, porque “tengo con el equipo metas más importantes que el ser goleador de la Bundesliga”.

Otra cosa al margen, pero no por ello menos significativa, es la obtención de la distinción como mejor defensa de Alemania (21 goles en contra) que de no encajar anotaciones contra el Colonia “sería algo bonito”. “Pero lo verdaderamente importante es ganar y empezar a encarrilar las tres victorias que queremos en nuestros últimos tres partidos” apuntaló Holger Badstuber.