presentada por
Menú
Cuartos de final

Alemania quiere estar en las semifinales

¡Empieza lo serio! Tras las tres victorias logradas en la fase de grupos, Alemania afronta su primer partido de eliminación directa en la Eurocopa 2012. Este viernes por la noche el conjunto entrenado por Joachim Löw disputará en Gdansk el duelo de cuartos de final ante la sorprendente Grecia. El combinado germano parte como claro favorito.

“Tenemos que apagar al rival con nuestras exigencias”, subrayó el capitán del Bayern y de la selección, Philipp Lahm en la previa del duelo ante el campeón de 2004, quien llega a cuartos tras imponerse en su grupo a Rusia y Polonia. “Sabemos que dependerá de nosotros si ganamos o no. Si desarrollamos nuestro potencial, superaremos a Grecia”, declaró Bastian Schweinsteiger.

La paciencia será necesaria

Löw espera a un rival muy defensivo que intentará cerrar todos los huecos a sus hombres. “Futbolísticamente no será un paseo. Grecia defenderá con mucha fuerza. Tendremos que marcar primero un gol. Se necesitará paciencia”, indicó el canterano del Bayern, Thomas Müller. “En el equipo pensamos en la victoria, nadie piensa en la eliminación”, adelantó el máximo goleador del pasado mundial y añadió: “Sabemos lo que tenemos que hacer.”

Seguridad con el balón, entrega y lucha, tal como sabe el propio Löw. Grecia se encerrará en su campo más aún que Dinamarca, e intentarán salir a la contra. “Debemos tener cuidado de no encajar el 0:1 y tener que chocar con la muralla griega. Eso sería fatídico y jugaríamos a su juego”, avisó el central Mats Hummels.

Hacer el sueño realidad

El plan de Löw es “jugar seis partidos en esta Eurocopa”. Gdansk - Varsovia - ¡Kiev! Esos son los destinos marcados en el calendario de la selección alemana en Dwór Oliwski, el hotel de concentración de la DFB. Pero para ello habrá que imponerse antes a Grecia y, de ser así, esperaría en semifinales un clásico europeo ante Inglaterra o Italia.

“Queremos hacer el sueño realidad”, comentó Müller pensando en la final que se disputará el 1 de julio en la capital ucraniana. Todo indica a que Löw no alterará ni el once ni el dibujo táctico, lo contrario sería una sorpresa. Lars Bender podría empezar desde el banquillo por la posible vuelta de Jérôme Boateng, que se perdió el duelo ante Dinamarca por sanción.

Grandes expectativas en Alemania

“Siento un gran deseo porque hagamos un partido perfecto. Espero que ante Grecia lo logremos”, señaló un Schweinsteiger muy contento con la euforia y la expectativa existente en Alemania. “No sólo juego para mí, sino que quiero tener éxito para los 82 millones de alemanes”, aclaró el centrocampista de 26 años.