presentada por
Menú
Con niños de todo el mundo

Perfecto día del TALENTO 2012

Casi no podían esperar. Ya antes de las 8 de la mañana del sábado, había numerosos niños con sus padres en los campos de entrenamiento del FC Bayern. „Mi hijo no puede dormir desde hace tres días“, explicaba la madre de Thomas, de 10 años, „pero por fin ya va a empezar“. Quería decir el día del TALENTO 2012, que se celebró este fin de semana en la calle Säbener. Aproximadamente unos 500 niños fueron invitados por el FC Bayern a un torneo de selección de jugadores de dos días, que en esta forma es único en Alemania.

Niños de todo el mundo

„Ha salido todo perfecto. El nivel ha sido alto y los niños estaban encantados. Ha sido muy divertido“, explicó a fcbayern.de Michael Tarnat, director deportivo de los junior teams del FC Bayern. A las pruebas de selección acudieron esta vez los niños nacidos en 2002/03 y 2004/2005. Se habían recibido más de 1.600 inscripciones, de los que al final algo menos de un tercio pudo participar el fin de semana.

La mayoría eran procedentes de Múnich y sus alrededores, pero había niños de todo el mundo. „Esta vez tenemos a alguien que viene de El Cairo“, dijo el coordinador del <junior team Sebastian Dremmler. Sobre los campos de juego de la calle Säbener también había niños procedentes de Austria, Suiza, Italia, Eslovenia o Eslovaquia.

También este año, los ojeadores del FC Bayern observaron a los jovenes talentos durante el transcurso de partidos en campos pequeños (cinco contra cinco). En total una hora (3 x 20 minutos) es el tiempo durante el cual cada niño pudo demostrar su habilidad como jugador. „Lo dan todo. Es para nosotros entrenadores y ojeadores muy entretenido ver como pelean los niños“, dijo Tarnat, que muy pronto invitará a los mejores a una prueba con el FC Bayern.

Equipamiento completo gracias a adidas

Pero todos, incluso los que no pasen a las pruebas, vivieron momentos inolvidables. „Mi hijo está radiante“, contó la madre de Thomas a medio día. Poco después Thomas se subía al coche de su madre vistiendo la indumentaria del Bayern, que el patrocinador del club, adidas, regaló a cada niño. Y de vuelta a casa.