presentada por
Menú
Grupo D

Ribéry en cuartos, Tymo eliminado

Se cerraron los cruces de cuartos de final de la Eurocopa 2012. La República Checa, Grecia, Alemania, Portugal, España e Italia habían asegurado ya su billete. Esta noche Inglaterra y Francia se unieron al grupo de las 8 mejores selecciones de Europa. En la última jornada del Grupo D, Inglaterra se impuso a la anfitriona Ucrania (1:0) mientras que Francia cayó derrotada ante Suecia (2:0) y pasa a cuartos como segunda.

Resumiendo: Franck Ribéry mantiene intactas sus esperanzas de levantar el título. Anatoliy Tymoshchuk, sin embargo, se ha despedido de la competición. Tymo capitaneó a una muy buena selección ucraniana que, espoleada por los aficionados de Donetsk, se midió a la Inglaterra de Wayne Rooney, quien reaparecía tras cumplir sanción.

Rooney no perdona

Y precisamente el delantero fue el autor del único tanto del partido (48´). El guardameta ucraniano, Andrej Pjatow, no atajó el centro desviado de Steven Gerrard y Rooney no perdonó en el segundo palo. Primer tanto de Rooney con Inglaterra en más de nueve meses. Ucrania no se rindió y Marko Devic (62´) logró un tanto fantasma que el colegiado Kassai no otorgó. El 1:0 inglés no se movió y Ucrania se despidió del torneo ya que sólo le valía la victoria para estar en cuartos.

Algo que no necesitaba Francia ante la ya eliminada Suecia. Incluso perdiendo 2:0 Ribéry y cía estarían en cuartos. Y así fue, el Équipe tricolore cayó derrotado y se verá las caras en cuartos contra la campeona de Europa y del mundo: España. El golazo de Zlatan Ibrahimovic (54´) y la puntilla lograda por Sebastian Larsson en el último minuto, consumaron la primera derrota francesa tras 23 partidos imbatidos.

Buen partido de Ribéry

“Creo que Suecia ganó merecidamente. Jugaron con honor y eso les valió para imponerse a una Francia mediocre", afirmó un decepcionado Laurent Blanc. Los 63.010 espectadores que acudieron al estadio de Kiev, vieron a una Suecia más entregada y que se llevó el partido merecidamente. Sólo Ribéry y el delantero del Real Madrid, Karim Benzema, destacaron en las filas bleus.