presentada por
Menú
Visita a la Universidad

Dante y cía. se someten al test de acido láctico

Los estudiantes de INEF de la Universidad Técnica de Múnich no estaban teniendo una alucinación. ¿El FC Bayern? ¿En nuestra pista de atletismo? ¿Qué están haciendo aquí? Efectivamente veían bien. Jupp Heynckes cedió a su equipo para otro tipo de entrenamiento: un test de acido láctico llevado a cabo por el Dr.Peter Spitzenpfeil y sus colaboradores. Sólo Claudio Pizarro (problemas musculares) se perdió las pruebas. “Me ha gustado mucho el rendimiento en carrera de los jugadores”, resaltó Heynckes.

Poco antes de las nueves empezó el primer grupo. Entre ellos los nuevos fichajes Dante y Mitchell Weiser, además de Emre Can. Además también se midieron los valores de ácido láctico y la frecuencia cardiaca de los canteranos que ya participaron en el primer entrenamiento de la pretemporada ayer martes.

A las 9.45h, turno para el 2° grupo, compuesto por Daniel van Buyten, David Alaba, Diego Contento, Luiz Gustavo, Rafinha y otros 3 fichajes: Xherdan Shaqiri, Tom Starke y Lukas Raeder. Los protagonistas recibieron varios pulsómetros y ¡a correr!

Cada vuelta duró cinco minutos y la carga se fue incrementando. En la primera la velocidad fue de 8km/h, mientras que la última la realizaron esprintando (18 km/h). Posteriormente se tomaron muestras de sangre de las orejas de Shaqiri y cía. para medir la concentración de ácido láctico. Además se midió la frecuencia cardiaca. “Con este test obtenemos valores que son muy importantes para el control de los entrenamientos individuales”, afirmó el segundo entrenador del Bayern, Peter Hermann, a fcbayern.de.

Vuelve la diversión

David Alaba resumió así las pruebas realizadas esta mañana: “Hemos superado todo bien.” El joven talento Weiser, que ya está acostumbrado a los test de ácido láctico en las categorías inferiores de la selección alemana, añadió: “Hay sesiones más bonitas. Pero esto es parte de ello.” Y Starke, que llega desde Hoffenheim, comentó tras secarse el sudor: “Con toda seguridad no es una de mis disciplinas favoritas. Pero en esta fase no trata de divertirse. Eso llegará luego.”

Y la diversión no tardó mucho en llegar. Lukas Raeder, nueva promesa del Bayern bajo palos que había acudido al test en el coche de Starke, quiso montarse en el automóvil del guardameta justo después de terminar la prueba y Starke le comentó bromeando: “Lukas, ¿qué pintas me tienes? ¡Así no te llevo!”